Proponen limitar los costos que las empresas trasladan al boleto

Diputado blanco plantea cambios en la paramétrica para que cuando haya un ajuste, el impacto en el precio sea el menor posible
El diputado del Partido Nacional Juan José Olaizola propuso realizar determinados cambios en la paramétrica que regula el precio del boleto urbano de Montevideo para que en setiembre, cuando vuelva ajustarse, el impacto sea el menor posible. Su propuesta se enmarca en la discusión sobre los costos del transporte y la posibilidad de que en los próximos meses haya una nueva suba.

El representante, quien integra la comisión de Transporte de Diputados, señaló a El Observador la necesidad de saber cuál empresa es la que refleja mejor los costos y tomarlo como modelo para el resto del sistema.

"Hay que usar una paramétrica que refleje los costos de una empresa eficiente y no que la paramétrica refleje costos de empresas ineficientes", indicó. En ese sentido, consideró que hoy la Intendencia de Montevideo no explica de manera clara cuál es el modelo que se utiliza.

Otros de los aspectos contemplados en la propuesta de Olaizola es "quitar del precio costos que no son de los usuarios", y puso como ejemplo el caso de un fideicomiso implementado para la renovación de flota de las empresas de transporte, en el cual, según el legislador, la mitad de esa cuota está incluida en el precio actual del boleto.

"Hay que ir a fondo con el tema. No podemos seguir emparchando un sistema que tiene décadas", expresó, y señaló que sería oportuno convocar al intendente Daniel Martínez a la comisión de Transporte para discutir el tema.

El intendente de Montevideo concide en la necesidad de cambiar el modo de calcular el precio del boleto para buscar reducir el costo que implica a los usuarios movilizarse por la capital, y durante esta semana mantuvo reuniones con representantes de todas las empresas de transporte de pasajeros para empezar a trabajar en ese sentido.

Unott en pie de guerra

En los últimos días, a raíz de lo ocurrido con Raincoop, Martínez manifestó su intención de impulsar cambios estructurales en el sistema de transporte público y en ese marco mencionó la posibilidad de quitar los guardas de los ómnibus, algo que, según su opinión, "tendría un impacto positivo" en el precio del boleto. Su comentario cayó mal en la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott), que no tardó en advertir al jefe comunal que no aceptará cambios en el sistema de ómnibus que sean "impuestos unilateralmente".

"El sistema de transporte no está en crisis, puede ser mejorable, perfectible y los cambios propuestos no se pueden basar en la pérdida de puestos de trabajo", señaló el gremio en un comunicado difundido el jueves por la noche.

"Le recordamos al Sr Intendente que la estabilidad laboral está firmada en los Consejos de Salarios del MTSS desde 1996 y refrendada consecutivamente en los siguientes convenios", añadió la Unott.
El sindicato de transporte consideró que los "problemas económicos" de la IMM no deberían reflejarse en decisiones políticas que afecten los subsidios destinados a abaratar el precio del boleto para los usuarios "con menos recursos", como sucede con las tarifas de estudiantes o de jubilados.
En ese marco, reclamó que las reuniones para generar cambios estructurales en el transporte no se den de manera unilateral y que en cambio se realicen en un ámbito tripartito en el que participen la comuna, las empresas y también los trabajadores,"a los efectos de analizar las propuestas que necesariamente se deben aprobar por consenso".

"Estamos muy molestos con lo que dijo el intendente sin antes consultar a las partes", sostuvo el secretario general de la Unott, José Fazio, en diálogo con El Observador.

Reunión con la Unott

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, se reunirá con representantes de la Unott la semana próxima, luego de que el gremio se mostrara molesto con las declaraciones del jefe comunal sobre la necesidad de aplicar una resetructura en el transporte.



Populares de la sección