Proponen que haya un control por institución de cantidad de cesáreas

Para ginecólogos los niveles pueden bajarse si se trabaja en conjunto
El Ministerio de Salud Pública (MSP) se propuso para este quinquenio que las cesáreas sean el 34% de los partos, pero las autoridades reconocieron que difícilmente eso se logre. Sin embargo, desde la Sociedad Ginecotocológica del Uruguay (SGU) aseguraron que esos niveles pueden alcanzarse si se trabaja el tema por institución médica y no a nivel nacional.

La presidenta de la SGU, Nancy Murillo, dijo a El Observador que son muchos los factores que determinan los altos índices de cesáreas pero que estos son "diferentes dependiendo de cada institución".

"No es lo mismo la población que se asiste en ASSE que tiene otra edad y otra paridad, a la situación de las pacientes privadas que acceden a su primer embarazo a edades mucho más tardías, con patologías concomitantes dependientes de la edad", sostuvo.

Murillo sostuvo que al día de hoy no existe un nivel "óptimo" de cesáreas para un país, ni siquiera el 15% propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace 30 años ya que, sostuvo, la situación de la medicina y de las pacientes embarazadas cambió.

En ese sentido, dijo que lo mejor sería impulsar un estudio poblacional de cada institución médica para definir los niveles de cesárea que podrían ser aceptables en cada uno de ellos y por grupo social.

Para Murillo, son varios los factores que influyen en el incremento de las cesáreas: la mala fama que tiene el parto natural, el acceso a la analgesia del parto, la edad y patología de las embarazadas, así como también su situación social y económica. En ese sentido, opinó que la situación requiere un trabajo serio y en conjunto por parte de diversos actores de la sociedad.

"Hay que ponerse de acuerdo en cuáles son los factores a seguir y eso no lleva una reunión, lleva un trabajo de mucha gente y mucho tiempo", indicó.

La anestesia, el primer camino

La anestesia gratuita para aliviar el dolor del parto surge como la primera alternativa para combatir el aumento de las cesáreas, aunque no es el único camino.

"Que duele mucho no es una excusa porque disponemos de mecanismos de analgesia del parto que pueden hacer que el parto no duela, lo que pasa es que las instituciones no lo brindan. Pero no solo con eso alcanzaría porque las instituciones que lo brindan gratuitamente son las que tiene mayor índice de cesárea", expresó Murillo.

En la actualidad, la analgesia para aliviar el dolor del parto es gratuita solo para algunas mujeres: las que asisten al Pereira Rossell, al Hospital de Clínicas y a la Asociación Española. En los demás centros el costo de la epidural es de $ 28.434.

El secretario de la Sociedad de Anestesiología (SAU), Neder Beyhaut, dijo que la anestesia gratuita podría colaborar a disminuir las cesáreas en aquellos casos de madres primerizas o muy jóvenes, que tienen un parto muy temeroso o que presentan descompensación o una gran intolerancia al dolor.

Aun así, el especialista opinó que "calmar el dolor es un derecho humano", por lo que el acceso universal "no puede ser un problema de dinero en un Sistema Nacional Integrado de Salud que tiene una cobertura amplia hacia todos".

Populares de la sección