Propuesta del gobierno "frena" acuerdo salarial en servicio doméstico

El sindicato dice que la negociación "volvió a cero"

Las negociaciones para la renovación del convenio colectivo en el sector del servicio doméstico cumplieron ayer una nueva instancia, pero no hubo avances que permitieran cerrar el acuerdo.

En diálogo con El Observador, la dirigente sindical Lucía Gandara explicó que las negociaciones se "frenaron" y "volvieron a cero", porque el Poder Ejecutivo presentó una fórmula que propone ajustes salariales inferiores a lo que venían negociando hasta ahora empleadores y trabajadores.

Según explicó Gandara, el argumento dado por los representantes del gobierno es que los ajustes no deberían superar lo sugerido en las pautas dadas para la actual ronda salarial.

"Nos presentaron un planteo que hasta ahora no se había discutido. No vamos a firmar algo con lo que no estamos de acuerdo", dijo Gandara. En este sentido, no descartó que el convenio pueda cerrarse de forma bipartita con el aval el sindicato y de la Liga de Amas de Casa.

Hasta ahora las negociaciones habían avanzado sobre la base de una combinación entre las pautas sugeridas por el gobierno para sectores "intermedios" y "en problemas". En el mejor escenario, el aumento nominal máximo que contempla la pauta oficial en esos niveles es de 8,5% para el primer año, 7,5% en el segundo y 7% para el tercero.

El sindicato y el sector empleador quieren definir cuanto antes la firma del convenio. En el caso de los trabajadores, porque el convenio venció en diciembre de 2015 y todavía no han recibido ajuste alguno. En el caso de los empleadores, si la negociación se atrasa, tendrán que hacer un desembolso de peso para el pago de los retroactivos junto con la mensualidad que corresponda.

La moderación de los ajustes salariales y la preservación de la mayor cantidad de empleo en un contexto de enfriamiento de la economía son los argumentos centrales que utiliza el gobierno para defender las pautas diseñadas de negociación.


Populares de la sección