Propuestas de Turquía aplazan el fin de la crisis inmigratoria

Países de la UE prometieron estudiar peticiones del gobierno turco
Los líderes de la Unión Europea (UE) se reunieron ayer en Bruselas para intentar paliar una crisis de refugiados que está provocando varios dolores de cabeza a los países europeos. La reunión giró sobre la posibilidad de que Turquía frene el flujo de inmigrantes y tienda a solucionar una situación problemática para el continente, debido a que es el principal puerto de ingreso de refugiados, sobre todo sirios, a Europa.

En ese sentido, Turquía propuso un nuevo paquete de condiciones para lograr la cooperación con la UE, condiciones que el organismo europeo evaluará en una nueva cumbre que se hará la semana próxima.

La cumbre es la segunda en menos de cuatro meses y coincide con el clima tenso entre Turquía y la Unión Europea, debido a la posición crítica de esta última con la política represiva del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Lo que la UE pretende de Turquía es que cumpla los acuerdos que se celebraron en noviembre del año pasado en la cumbre anterior. En aquel entonces, el gobierno turco se comprometió a frenar la llegada de inmigrantes a Europa y readmitir a los expulsados a cambio de una ayuda económica que ascendería a € 3 mil millones y la reapertura del proceso que admitiría a Turquía como parte del bloque europeo.

En esta nueva etapa de negociaciones, Turquía pidió a los representantes de la UE presentes en la cumbre € 3 mil millones adicionales a los fijados en noviembre de 2015 a cambio de aumentar la cooperación con los refugiados.

Además, los representantes turcos en Bruselas propusieron readmitir a los refugiados sirios que llegaran ilegalmente a Europa si los países europeos aceptan por cada uno a un refugiado sirio de los 2,7 millones que actualmente se refugian en Turquía.

Según fuentes diplomáticas en Bruselas, en la propuesta del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, también se incluyó un adelanto de la exoneración de visados a ciudadanos turcos para junio, propuestas originalmente para octubre de este año, y una aceleración en el proceso de adhesión de Turquía al bloque europeo. Otra de las cuestiones que abarcaba el pacto de noviembre era la lucha contra las organizaciones ilegales que embarcan a los refugiados a través del mar Egeo, una ruta sumamente peligrosa que ha costado la vida a numerosos refugiados.

En ese sentido, a partir del domingo, la OTAN navega las aguas turcas y griegas para evitar que estas embarcaciones lleguen a ingresar en aguas internacionales.

El 2016 lleva apenas dos meses, pero ya llegaron a las costas griegas 120 mil personas. En 2015 el número de inmigrantes que cruzó el mar Egeo superó los 850 mil, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La ruta de los Balcanes

La ruta de los Balcanes es de los caminos más utilizados por los inmigrantes para ingresar a Europa ilegalmente. Por lo tanto, los 28 representantes de la UE marcaron el endurecimiento de la respuesta europea frente a la crisis al apoyar al proyecto para clausurar esta ruta.

El tránsito de esta ruta ya es restringido desde hace algunas semanas en los territorios de Serbia, Macedonia, Austria, Eslovenia y Croacia, todos miembros de la UE, algo que, según la Comisión Europea, va en contra de la Convención de Ginebra. Por estas medidas, 30 mil inmigrantes quedaron varados en Grecia en pésimas condiciones, al igual que otros 13 mil en la frontera de Macedonia.

Sin embargo, Alemania se mostró escéptica con esta medida. La canciller Ángela Merkel declaró que lo importante es "hallar una solución duradera con Turquía" y su portavoz agregó que se considera el cierre de fronteras como algo especulativo.

Los veintiocho miembros de la UE volverán a reunirse en el Consejo Europeo la próxima semana, y trabajarán en una declaración conjunta sobre la respuesta a la crisis migratoria que incluirá referencias a Turquía y sus peticiones especiales y que apuntará "detalles a perfilar en el futuro".

Según se explicó, la propuesta de Turquía suponía "decisiones importantes" que no estaban previstas y sobre las que las delegaciones no estaban preparadas para decidir ayer, por lo que se aplazó para la semana próxima. (Con Agencias)

Populares de la sección