Proyectan menor oferta y suba de precios en rubros hortícolas

En Salto la producción fue afectada por una secuencia de días con baja luminosidad
Es muy probable que a fines de julio e inicios de agosto la oferta de producción hortícola al Mercado Modelo sea menor a la considerada normal y, por ende, haya subas de precios.

Italo Tenca, directivo de la Asociación de Granjeros de Salto y delegado por los productores del norte ante la Junta Nacional de la Granja (Junagra), explicó a El Observador que eso responde a una reciente secuencia de 10 a 15 días con muy baja luminosidad.

Las inundaciones que afectan a varias zonas en el litoral norte no es el mayor problema, precisó, pero sí lo es el exceso de días con poco sol, a diferencia de lo que ocurrió a esta altura del año pasado, cuando el exceso hídrico sí generó una merma productiva relevante.

La falta de luminosidad incide en una menor floración, ataques de botritis y aborto de flores, lo cual eleva los costos productivos y ajusta la producción. Tenca subrayó que "por ahora no es un problema grave, pero puede serlo si surgen otras complicaciones, como heladas muy intensas".

Tomate, morrón y berenjena son algunos rubros involucrados, explicó, tratándose todo de producción en áreas protegidas, ya que la zafra de campo concluyó.

En invierno, 90% de la producción hortícola que llega al Mercado Modelo procede del litoral norte.

En relación al impacto por las recientes inundaciones, el daño se focalizó en Corralito, al sur de Salto, próximo al límite con Paysandú y donde las crecidas de los ríos Uruguay y Daymán suelen generar dificultades. Son zonas bajas, próximas a las márgenes, de suelos muy fértiles, donde los productores conviven con el riesgo de tener pérdidas importantes si hay crecidas de gran magnitud.

En esa zona hay una colonia de 100 productores y los afectados fueron 10%. El porcentaje de pérdida varía en cada predio y los rubros involucrados son producciones a campo de boniato, zanahoria y áreas que se iban a plantar con cebolla, lo que no podrá suceder dado que estas tierras inundadas recién se podrán volver a utilizar en la próxima primavera.

En las producciones en áreas protegidas no hay dificultades cuando hay inundaciones, dado que los invernáculos se instalan en zonas altas en relación a cauces de ríos, arroyos y cañadas.

Planes para mejorar


Tenca destacó la reciente presencia en Salto de Zulma Gabard, directora nacional de la Granja, junto con integrantes de la Junagra, para avanzar en distintos temas. Hay siete gremiales hortícolas en Salto trabajando en varias líneas, una de ellas la mejora de la infraestructura, por ejemplo en packing.

Hay un mercado regional funcionando desde hace años y el anhelo es mejorarlo, sobre todo de cara a cuando esté operando la Unidad Alimentaria Montevideo. "Se está trabajando bien", afirmó.

Destacó que la Intendencia de Salto comprometió $ 22 millones, y está la idea de sumar aportes del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Con Gabard se consideró eso, el tema de altos costos y baja rentabilidad, y el del contrabando e ingreso de productos importados que cada vez que hay valores interesantes surgen como una fuerte competencia.

En la ganadería


Las inundaciones no generaron dificultades en empresas ganaderas del litoral norte, pues no hay mucha ganadería próxima al río Uruguay, "aunque los productores están atentos a crecidas en afluentes, como el Arapey, para mover los animales a otros potreros", dijo El Observador Juan Manuel Bartaburu, directivo de la Asociación Agropecuaria de Salto. "El principal problema cuando llueve mucho son las enfermedades podales en ovinos", indicó.

Acerca del autor