Proyectos artísticos en Montreal y Suiza con sello uruguayo

El escenógrafo Hugo Gargiulo es uno de los fundadores de la compañía suiza Finzi Pasca y este año se enfrenta dos retos: diseñar un estadio desde cero y crear la celebración de los 375 años de Montreal
Hace ya 20 años que Hugo Gargiulo, uruguayo de nacimiento y suizo por adopción, se dejó conquistar por los mundos que Daniele Finzi Pasca proponía en el escenario. Durante ese período este arquitecto y actor devenido en escenógrafo trabajó a la par del dramaturgo suizo y fundó la compañía homónima, en la que se ha encargado de diseñar los diferentes espectáculos que el grupo ha presentado a lo largo y ancho del mundo, ya sea a pequeña o gran escala. Ahora, tanto Gargiulo como el resto de Finzi Pasca tienen por delante dos retos que se asoman como de los más desafiantes de su carrera, según dijo, y que además de su connotación artística de relevancia poseen una carga sentimental bastante fuerte.

El primero de los proyectos en los que Gargiulo, junto con la compañía teatral, se encuentra trabajando en este momento es una de las celebraciones por el 375º aniversario de la ciudad de Montreal, Canadá, el próximo 17 de mayo.

El evento tiene una connotación especial para la compañía, ya que la esposa de Daniele Finzi Pasca, que murió hace un año, era oriunda de la ciudad y el proyecto era "uno de sus sueños".

"Teníamos muchas ganas de sacarlo adelante porque era el sueño de Julie (Hamein, esposa de Finzi Pasca). Es un proyecto que cuenta la historia de la ciudad a través del agua, como si fuese el sueño de una niña que ve en el agua la construcción de la ciudad. Es un espectáculo poético, no necesariamente histórico, pero es una experiencia para los sentidos. Combina juegos de agua, proyecciones en el agua y muchos videos", contó Gargiulo a El Observador desde Suiza.

El uruguayo también se encargará con la compañía Finzi Pasca de la Fête de Vignerons 2019, un evento que requiere nada menos que la creación de un estadio con capacidad para 20 mil personas desde cero. "Es un proyecto que empecé hace un año y que me va a llevar casi tres de trabajo. Lo particular es que acá construyo el teatro donde vamos a hacer el espectáculo. Significa diseñar todo el espacio escénico", afirmó.

Este estadio será sede de una fiesta de larga tradición en Suiza, de la que solo se realizan cuatro ediciones por siglo. En total, la estructura medirá 14.000 metros cuadrados y en el espectáculo participarán cerca de 6 mil personas.

Dos pasiones

La carrera de Gargiulo como escenógrafo no fue premeditada, aseguró, sino que fue el resultado de sus dos principales aficiones: la arquitectura y el teatro. El uruguayo comenzó a mezclar estos dos mundos junto a Finzi Pasca, lo que terminó por convertirlo en el principal encargado a la hora de darle forma física a los espectáculos de la compañía suiza.

"Conocí a Daniele (Finzi Pasca) en 1994, cuando llegó a Uruguay con su monólogo Ícaro, que conmocionó el mundo teatral en ese momento. Allí, un grupo de jóvenes del teatro nos interesamos por su modo de trabajar. Daniele planteó una serie de talleres en los que participé, y en un determinado momento me invitó a Suiza con él", dijo Gargiulo.

Además de que el modus operandi de Finzi Pasca lo atrajo inmediatamente, el corazón tuvo mucho que ver con la unión de Gargiulo con el director suizo, ya que en 1995 conoció a María Bonzanigo, otra de las fundadoras de la compañía, con quien se casaría en 1998. "El amor también me trajo hasta acá, a Suiza. En febrero del 96 vine por primera vez, y en diciembre ya estaba instalado".

Desde entonces, Finzi Pasca creció mucho y es una de las compañías de clown más importantes del mundo, algo que queda en evidencia cuando se tiene en cuenta la dimensión de algunos de sus espectáculos. Uno de los últimos fue la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia, en 2014. Allí, Gargiulo se encargó del diseño del espectáculo y fue uno de los "jefes" de la operación.

Per te2.JPG
<i>Per te</i>, uno de los últimos espectáculos de Finzi Pasca
Per te, uno de los últimos espectáculos de Finzi Pasca

"Nos vinculamos con Rusia por un espectáculo grande que hicimos para celebrar los 150 años de Chéjov, y a partir de ahí hubo mucho contacto con ese país. La cultura rusa es fascinante, y las personas que giran en torno a la cultura rusa también. La organización de los JJOO quería tener una visión de lo que era Rusia para los europeos, y consideraron a Daniele como la persona idónea", dijo el uruguayo.

Esa no fue, sin embargo, la primera vez que los miembros de la compañía tuvieron contacto con un evento de estas características, ya que en 2006 participaron en otra ceremonia, pero en los JJOO de Turín, Italia.

A pesar de las dimensiones de los espectáculos que han hecho y los que vendrán, la compañía Finzi Pasca no olvida sus raíces y, según contó el escenógrafo, mantienen una concepción familiar. "En este momento somos alrededor de 40 o 45 personas. Cuando llegué éramos cinco o seis. Crecimos mucho, pero mantenemos la característica de ser una tribu, una familia que permanece junta", finalizó.

Gargiulo, Finzi Pasca y Uruguay

Uruguay ha sido destino de los espectáculos de la compañía suiza en varias ocasiones, algo que la pata uruguaya del grupo (Hugo Gargiulo, Chiqui Barbé y Facundo Ponce de León) busca permanentemente.

"Los montajes han ido llegando a Montevideo cada vez que es posible. Faltaría que el último, Per te, lo hiciera. Estamos haciendo fuerza para que vaya pronto al país. Esperemos que lo haga en 2018", dijo Gargiulo.

Populares de la sección

Acerca del autor