Puerto de Paysandú sin operativa e incertidumbre por el retorno

El río superó el nivel de los muelles y evacuaron la maquinaria
El agua amenaza con seguir avanzando sobre los muelles, las autoridades reaccionan rápido ante las previsiones meteorológicas y ordenan la evacuación de maquinaria, tanto de las dependencias de la Administración Nacional de Puertos (ANP), como de las operadoras privadas.

Esta es la situación que vive el puerto de Paysandú, pero no es nueva. Bien podría corresponder a la descripción de lo ocurrido hace tres meses, pero también pinta la realidad actual.

El desborde del río Uruguay, que es uno más en la lista de los cursos de agua que están inundando distintas ciudades, rutas y caminos, nuevamente interrumpió la actividad comercial del puerto sanducero.
Cuando todavía no se han subsanado todos los problemas ocasionados en la terminal por la pasada creciente, operadores, productores y autoridades, están nuevamente armando un plan de contingencia. En ese sentido, el jefe del puerto local, Jorge Granja, aseguró a El Observador que desde la semana pasada la ANP ha dejado su actividad y solamente está alerta la Prefectura, evaluando las condiciones del río.

"El río ahora (por ayer a la tarde) está en 7,58 metros y estable, pero hay previsiones de más lluvias e, incluso, hay alerta amarilla para Paysandú (entre otros departamentos) por lluvias y tormentas", dijo Granja.

En ese sentido, agregó que "existe una gran incertidumbre acerca de cuándo se podrá retomar la actividad, porque si bien se está lejos de la situación de diciembre pasado, así empezó aquella vez y el río llegó a un nivel de 9,15 metros".

El cauce del río no solo ha anegado los accesos terrestres al puerto, sino que ha superado los niveles del muelle, por lo que las maquinarias han tenido que ser trasladados a sectores adyacentes de mayor altura.

Esta situación llevó a que se retirara la cinta de carga de graneles y, en el caso del buque portacontenedores Provincias Unidas, se fondeara fuera del puerto.

En otro orden, Granja indicó que una vez que el agua se retire del recinto portuario, se necesitan tres o cuatro días para poner todo en condiciones para reiniciar la operativa.

Con respecto a los daños y las pérdidas, la autoridad del puerto sanducero recordó que no solo se trata de lo que el agua destruye, sino también las precauciones que se deben tomar y los negocios que se pierden durante los dìas de inactividad.

Si bien en el puerto de Paysandú no hay mercadería acopiada, los servicios de frío que se brindan a los contenedores de citrus se ven interrumpidos y la mercadería que no puede ser embarcada busca otras vías de salida y toma por carretera hacia los puertos de Nueva Palmira y Montevideo.

Populares de la sección