Puerto se encamina a superar el bloqueo argentino a transbordos

Semestre cerró con alza de 5% en movimiento de contenedores pero privados son cautos
La actividad del puerto de Montevideo comienza a dejar atrás las consecuencias del bloqueo a los transbordos de la carga argentina que impactó con fuerza en los años 2014 y 2015. Tras cerrar con una expansión del 5% durante el primer semestre, las autoridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP) son optimistas sobre la tendencia alcista para el segundo tramo del año, aunque en el sector privado prevalece una visión más cauta a partir de la coyuntura de desaceleración económica que atraviesan Uruguay y la región.

Según las estadísticas de ANP, en junio la principal terminal portuaria del país movilizó 45.253 contenedores, volumen que implicó un crecimiento del 16% en la comparación interanual. En diálogo con El Observador el titular de la ANP, Alberto Díaz, dijo que el desempeño del pasado mes fue el "mejor" para la actividad de Montevideo en materia de contendores en lo que va de 2016. De hecho, en ninguno de los otros cinco meses las tasas de expansión superaron los dos dígitos. En el acumulado enero-junio, el puerto de la capital movió 264 mil contenedores, volumen que significó un incremento interanual del 5,5%.

"Los datos, a priori, son positivos. Suponemos que se está revirtiendo el impacto de los transbordos argentinos. Estamos analizando más a fondo esos números", explicó Díaz. Precisamente, el funcionario se mostró optimista respecto al desempeño de la actividad para el segundo tramo del año, aun con el contexto desafiante que está pautando la merma de las exportaciones e importaciones uruguayas.

En ese sentido, el presidente del Centro de Navegación (Cennave), Alejandro González, recordó que con estos niveles de actividad el sector está volviendo a los registros de 2013, pero "está lejos" de alcanzar su mejor desempeño. El ejecutivo privado comentó a El Observador que la importación está "muy mal", mientras que la exportación mantiene su "proceso recesivo". Respecto al fuerte incremento de la actividad en junio, el titular del Cenave consideró que sería necesario "examinar más a fondo" los números de cada línea de negocio para ver la incidencia que tuvieron los contenedores vacíos movilizados por el puerto de Montevideo.

En el período enero-junio, el puerto de Montevideo movilizó 6,4 millones de toneladas, de las cuales 3,7 millones de toneladas correspondió a carga y otros 2,7 millones a descarga. Por otro lado, la terminal especializada de granos, Obrinel, inauguró este año su primera zafra de soja con un volumen algo inferior al esperado como consecuencia de los menores rendimientos en las cosechas debido al exceso de precipitaciones en abril. De acuerdo a los datos de la ANP, en enero-junio se cargaron 886 mil toneladas de granos, y se descargaron otras 309 mil toneladas.

Mejorar infraestructura


El Centro de Navegación evaluó "como positivo" que la ANP haya culminado rápidamente los trabajos de dragado en la zona de maniobras del puerto de Montevideo, una ineficiencia logística que llevó a la naviera Maersk a suspender temporalmente el servicio de una ruta internacional con Montevideo y que posteriormente resolvió con la llegada de un buque de menor porte (ver apunte). Sin embargo, el titular del Cennave dijo que el problema que solucionó la ANP "nunca debió ocurrir". Reclamó a las autoridades hacer público el plan maestro del puerto de Montevideo para que todos los actores de la cadena logística estén al tanto de las acciones y política en esa materia.

Para González, además de mejorar la infraestructura de la muelles hay que seguir "avanzando" con las obras que "no se ven", como la profundidad en el acceso de los muelles. Concretamente se refirió a la necesidad de que el muelle C puede estar en condiciones de operar con buques de un calado de 12 metros y no de 9 metros como hoy.

Esperan por decisión de Maersk

La ANP ya dio por terminados los trabajos de dragado en la zona del antepuerto y luego envió a los ejecutivos de Maersk en Panamá los estudios de batimetría que confirman que en esa zona se ofrece una navegabilidad con una profundidad de entre 11 y 12 metros, informó Alberto Díaz a El Observador. De todas formas, la naviera aún no comunicó a las autoridades cuál será su política para que nuevamente sus grandes porta contenedores puedan salir de Montevideo con su capacidad cubierta.

Otro tema que el Cennave "sigue con atención" es el estado del canal Martín García. Esa vía de salida e ingreso de las navieras que operan con Uruguay tiene actualmente serias dificultades para ofrecer condiciones mínimas de navegabilidad. Las autoridades de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) anunciaron para julio el lanzamiento de un llamado internacional para llevar el canal a 34 pies (hoy en algunas zonas tiene 28 pies) y su mantenimiento. La adjudicación está programada para agosto.


Populares de la sección