Puja y enfermedad en el gremio de los fiscales

La discusión por ley que le da más poder al fiscal de Corte motivó renuncia del presidente de asociación

El actual sistema judicial tiene los días contados. En un año, el 16 de julio de 2017, entrará en vigencia el nuevo Código del Proceso Penal que traslada la dirección de las investigaciones de los jueces a los fiscales. En medio de esta cuenta regresiva, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, impulsa un proyecto de ley orgánica que lo autoriza a dictar "instrucciones generales" sobre los fiscales, lo que da un poder mayor al que hoy tiene.

Esta iniciativa generó un quiebre en la Asociación de Magistrados del Ministerio Público y Fiscal del Uruguay. Algunos de sus integrantes consideran que se le da al fiscal de Corte una especie de "superpoder" sobre el resto. Las diferencias llegan a tal punto que en junio renunció su presidente, Juan Gómez, cansado de "las insinuaciones" sobre su vínculo con el fiscal de Corte. "Una asociación tiene que estar basada en un espíritu de confraternidad", dijo Gómez a El Observador. "Yo opté por mantener la fraternidad antes de que las cosas se enfermaran más y enfermaran a la asociación", agregó.

El fiscal de Corte pretende que el Parlamento lo habilite a redactar "instrucciones generales" que deberán seguir los investigadores. Esto, según algunos fiscales, interfiere con su independencia técnica. Al frente de esta postura está el fiscal Enrique Viana, que bombardea sistemáticamente en Twitter al fiscal de Corte. Pero el proyecto también genera resistencias en integrantes del gremio de fiscales.

Cambio de presidente y postura

"Confirmo que renuncié y que obviamente algo pasó", dijo Gómez, quien reconoce ser "amigo" de Díaz pero advierte que eso "no interfiere" con su postura en asuntos técnicos. "Preferí, con cierto dolor, dar un paso al costado y que otras personas que no son tachables de afinidades ni nada siguieran con la vida de la asociación", expresó. La renuncia de Gómez se concretó el 10 de junio y fue divulgada este lunes por Caras y Caretas.

Gómez, que fue durante casi cuatro años fiscal de Crimen Organizado, apoya la iniciativa de Díaz. "La independencia de los fiscales para el caso concreto está consagrada en el proyecto de ley orgánica. Por lo tanto, en una pretendida política de seguridad pública, que necesariamente debe existir, corresponde saber qué delitos atacar. Hay que buscar eficiencia y priorizar qué es lo importante. Eso no afecta la independencia en absoluto", explicó.

Como presidente del gremio, Gómez integraba el consejo consultivo que formó el fiscal de Corte para estudiar el proyecto de ley, hoy a estudio del Parlamento. Además de Gómez, conformaban este consejo el rector de la Facultad de Derecho, el presidente del Colegio de Abogados del Uruguay, un representante de Ielsur (Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay) y un legislador.

Los cuestionamientos a Gómez se profundizaron por integrar este consejo, aunque venían de antes. "Siempre creo que di la cara. Incluso salí ridículamente, según algunos, diciendo: 'Acá estamos luchando por presupuesto'", recuerda.

A diferencia de Gómez, su sucesor en el gremio, el fiscal Gustavo Zubía, planteó discrepancias con el proyecto de ley en la Comisión de Constitución y Legislación del Senado. "La asociación manifiesta que tienen que coexistir en un delicado equilibrio las instrucciones generales con la independencia técnica", dijo Zubía a El Observador.

"Habría que agregar dos elementos sustantivos para este delicado equilibrio: el primero es respetar el concepto de magistrado (el proyecto deja de llamar magistrados a los fiscales) y el segundo agregar que en caso de enfrentamiento futuro de los principios de independencia técnica y de las instrucciones generales, el que debe ser respetado con mayor intensidad es el de independencia técnica", agregó.

Este viernes habrá una asamblea del gremio. Zubía explicó que la idea es "adelantar el proceso electoral para convalidar al nuevo presidente con el apoyo necesario". La independencia técnica y las pretensiones del fiscal de Corte estarán en el centro de la puja electoral.


Populares de la sección