Pulseada con ajuste de valores por las haciendas

El precio por los novillos ronda los US$ 2,90 por kilo carcasa con máximos de US$ 2,95
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Se vivió una semana de puja en el mercado. Dentro de lo acostumbrado entre la oferta y demanda, sobre el fin de la semana pasada la industria comenzó a ofertar algún valor por debajo de lo que había pagado a fin de año y en la primera semana de enero. Los productores con buena disponibilidad forrajera no tienen apuro en vender.

Venimos de un mercado que recuperó los valores de principio de diciembre, cuando comenzó una oferta importante que fue absorbida por la demanda, con faenas mayores a 50.000 cabezas, que provocó una caída de los precios.

Luego de fines de diciembre hasta la primera semana de enero la actividad se redujo y la gente que no había vendido se retrajo, ayudada por el clima, lo cual llevó a una recuperación de los valores. Recién en esta semana se empieza a retomar la actividad con normalidad y se está viendo la realidad del mercado, con una pulseada por los precios.

El precio por los novillos se mueve en el eje de US$ 2,90 por kilo carcasa, con máximos de US$ 2,95 para los de punta. Las vacas, US$ 2,60 por kilo a US$ 2,65 por las pesadas y las de carcasa de 230 kilos logran algún centavo más. Las entradas están dispares, algunas cortas de una semana a 10 días y otras más de dos semanas.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) hizo referencia a que un aumento de la oferta y la faena lleva a un ajuste de los valores. El novillo cotizó a US$ 2,95, tres centavos menos que la semana anterior; la vaca subió dos centavos a US$ 2,65; la vaca especial la bajó seis centavos a US$ 2,70; y la vaquillona perdió cuatro centavos hasta US$ 2,82.

Respecto al nuevo decreto de dressing, se viene notando un incremento en el rendimiento del ganado, pero todavía es muy prematuro para marcar una tendencia, no se ha visto un cambio de la modalidad comercial. No es claro si el ajuste de precio propuesto por la industria es para promediar las compras o para compensar la mayor cantidad de kilos que tiene la canal, a partir de este año.

En la carne ovina hay mayor dificultad para colocar categorías adultas, con poca oferta y entradas largas. La referencia de los corderos se ubica en US$ 3,20 peso carcasa; la oveja entre US$ 2,70 a US$ 2,75; y los capones en US$ 3,00.

El mercado de la reposición está firme, muy demandado, con buenos valores, la relación flaco/gordo favorable a la cría y la exportación en pie traccionando el mercado.

La oferta está pretenciosa y se dificulta cerrar los negocios por la diferencia de precios entre las puntas.

La faena de vacunos tuvo un incremento semanal de 22% y es 10% mayor en la comparación interanual. Alcanzó a 44.238 cabezas. El avance mayor correspondió a los novillos que llegaron a 19.653 cabezas, 27 % y 16% más en la comparación semanal e interanual. La faena de vacas trepó a 23.496 cabezas, 16% más entre semanas y 6% por encima en la comparación interanual. Alcanzan a representar el 53,1% de la faena y por cuarta semana siguen por arriba del 50% del total faenado.

La faena de ovinos subió 11% en la semana y supera en 17% a similar semana de 2016. Llegó a 21.562 cabezas. Las ovejas con 7.308 cabezas tuvieron un avance semanal de 36% y 97% interanual. Los corderos fueron el 48% de la faena, 10.414 cabezas, 10% y 0,5% más en la comparación semanal e interanual.

El precio de exportación de la carne bovina alcanzó a US$ 3.457 la tonelada, una caída de 4,2% en la comparación semanal, y de 11% interanual. El precio acumulado al 14 de enero es US$ 3.381, con un retroceso de 5,1% interanual, cuando alcanzaba a US$ 3.562.

El precio de exportación de carne ovina en la segunda semana de enero asciende a US$ 3.893 la tonelada, un descenso de 21% frente la semana previa y 13% en la interanual. El acumulado de este año llegó a US$ 4.251 por tonelada, un incremento de 0,4% interanual.

El precio de la hacienda retomó los valores de inicios de diciembre, la semana pasada alcanzó un punto de equilibrio, que se mantiene en esta.

La tendencia de aquí en adelante la marcara el incremento de la oferta y el clima, ya que la demanda está porque las cuadrillas kosher estarán trabajando hasta marzo.

Populares de la sección