¿Qué cambió con la esencialidad en los combustibles?

Reparto logró operar con un funcionario; antes se requerían seis o no había servicio
La aplicación efectiva de la esencialidad en la distribución de combustibles que decretó el Poder Ejecutivo este lunes le permitió a ANCAP darle un esquema de racionalidad y sentido común al manejo de sus recursos humanos. La rigidez que enfrenta el ente para promover cambios en la planta de La Tablada fue la que provocó el desabastecimiento de combustibles en un semana de conflicto, y la que obligó al gobierno a decretar esencialidad.

Fuentes del mercado de distribución informaron a El Observador que este miércoles el volumen de despacho de combustible de La Tablada superó "ampliamente" los litros que se estaban cargando durante la pasada semana. Eso porque el servicio estuvo 12 horas funcionando a pleno (de 6 a 18 horas). Estimaron que de mantenerse ese ritmo este jueves y viernes, la situación estaría "muy cerca de normalizarse", tras haber iniciado la semana en un punto crítico.

Como medida de protesta ante el fin que había resuelto el Poder Ejecutivo –a partir del próximo de 30 de junio– del servicio médico exclusivo que tiene los funcionarios del ente por fuera del Sistema Nacional Integrado de Salud –y que le demanda a ANCAP unos US$ 4 millones anuales–, la Federación ANCAP (Fancap) comenzó a distorsionar la distribución de combustible, lo que provocó serios problemas de abastecimiento en algunas zonas del país.

1 ¿Cómo funcionaba el esquema de trabajo en la planta de La Tablada en la sección despacho de combustible?


Los convenios vigentes que ANCAP tiene con su gremio establecen que el servicio de carga de combustibles en la planta de La Tablada funciona con tres turnos de seis trabajadores y un supervisor. Pero esa hipótesis se da en caso de que se brinden todas las tareas en simultáneo como, por ejemplo, el despacho de GLP (supergás) o la descarga de barcos. Así si en un turno se produce una faltante del funcionario que está a cargo del despacho de GLP, no se realiza ninguna de las demás tareas. Eso obliga a que el ente se vea obligado a completar la vacante con otro trabajador y debe pagar horas extras porque sin guardia mínima no se trabaja. Eso le imprime una elevada dosis de rigidez laboral y burocracia que le deja poco margen a ANCAP para contrarrestar la frecuente ausencia de personal durante algún turno de los tres rotativos de 8 horas (de 6 a 14; de 14 a 22, y de 22 a 6) en esa área.

Durante la noche, la tarea de carga de combustible no se realiza porque no hay personal administrativo disponible y tampoco las empresas de transporte (que no dependen de ANCAP) no brindan ese servicio, sino otros como GLP. Este tipo de barreras también la padecen otros organismos públicos e incluso firmas del sector privado, explicaron fuentes oficiales a El Observador.

2 ¿Cuántos funcionarios se necesitan para realizar la tarea de despacho de combustible?

Para la tarea específica del servicio de carga de combustible en los camiones con un funcionario de los seis que integran el turno perfectamente se puede brindar sin ningún tipo de inconveniente. Empero, en los últimos años la Fancap logró que se incorporara un segundo trabajador para esa tarea como ayudante, por lo que la dotación mínima para esa tarea se había elevado a dos funcionarios. Ese tipo de "conquistas" sindicales se lograron en administraciones anteriores de ANCAP, donde ante conflictos en otras áreas una de las monedas de cambio era el incremento del personal para las guardias mínimas. Si en un turno solo por alguna razón no va uno de los dos trabajadores, la tarea realizaba.

Según supo El Observador, en la mayoría de los países estas tareas se realizan con 1 o 2 funcionarios como máximo. "La definición de la dotación mínima no responde necesariamente a criterios técnicos ni incorpora en forma dinámica las actualizaciones tecnológicas que se van incorporando, sino que ha formado parte de concesiones que se han dado en las negociaciones colectivas. En la práctica esto lleva a que, cada vez que no se cuenta con la dotación mínima establecida, se deba recurrir a horas extra. A medida que se producen vacantes, que no se cubren, la necesidad de recurrir a horas extra se torna más frecuente. En la actualidad esto genera un problema tanto económico como de seguridad y calidad de vida de los trabajadores", alertó el Directorio de ANCAP en un comunicado que divulgó este martes.

3 ¿Por qué se llegó al desabastecimiento?


A medida que el gremio de la Fancap había definido discrecionalmente cuándo hacer guardias mínimas para cumplir con el servicio de despacho de combustibles desde la pasada semana, lentamente el servicio comenzó a sufrir los efectos de un despacho limitado que terminó con un faltante generalizado. Otro de los grandes temas con los que debe lidiar ANCAP son los sostenidos y elevados casos de certificaciones médicas. Si el gremio de la Fancap pretende "trancar" un turno, alcanza que se certifique uno de los seis empleados y ya pone a la empresa en un brete para completar esa vacante de forma voluntaria, con el consiguiente costo por las horas extras.

4¿Qué permitió la esencialidad? ¿Hay sanciones por incumplimiento?

Si bien el decreto de esencialidad tuvo sus complicaciones para instrumentarse durante la jornada del martes –producto de que hubo que realizar una serie de trámites burocráticos como enviar notificaciones a los trabajadores involucrados–, esa situación se revirtió por completo en la tarea de despacho de combustible que se brindó este miércoles, lo que en esencia puso en práctica la obligatoriedad de brindar el servicio. Eso porque ANCAP logró, gracias a la esencialidad, la flexibilidad necesaria para determinar que con un funcionario el servicio de carga de combustible puede realizarse sin ningún inconvenientes, y que no son necesarios seis trabajadores por turno.

Además, la declaración también le permite al ente petrolero mover a personas de un turno a otro e incluso traer trabajadores de otras áreas para reforzar esa tarea. Otro dato nada menor es que le permite a ANCAP aplicar la independencia operativa en las distintas ocupaciones que brindan los seis funcionarios que integran cada turno.

Por ejemplo, si hoy el funcionario del despacho de GLP o montaje no concurre a trabajar por estar certificado, el área (crítica) de carga de combustible debe desarrollarse normalmente. El no cumplimiento de las directivas que dan las autoridades de ANCAP bajo la declaración de la esencialidad establece sanciones graves en caso de incumplimientos de la tarea, que van desde suspensiones, pérdida de salario o hasta la destitución.


Populares de la sección