¿Qué es el virus Zika que puso en alerta a América Latina?

Está presente en 18 países de la región; las embarazadas deben extremar cuidados porque genera malformaciones en recién nacidos

"Creemos que el zika va a llegar a todos los países de Latinoamérica y quizás al sur de Estados Unidos, no más arriba por una cuestión de clima, ya que el mosquito se encuentra sobre todo en áreas tropicales y subtropicales", dijo ayer el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud de la Organización Panamericana de la Salud, Marcos Espinal.

El virus Zika entró a América Latina a través de la Isla de Pascua, Chile, en febrero de 2014, cuando se detectó el primer caso. Los brotes recientes en diferentes regiones del mundo demostraron el potencial de la enfermedad de propagarse en territorios donde se encuentra el vector, el mosquito Aedes Aegypti, el mismo que transmite las enfermedades del dengue y el chikungunya.

Según el último relevamiento de datos de la Organización Mundial de la Salud, del 16 de enero, 18 países de América Latina y el Caribe han confirmado casos autóctonos de contagio, una enfermedad que se expandió rápidamente por la región.

A partir de la confirmación de 13.531 casos en Colombia, y de la estimación de que podría afectar a 600.000 personas en el país, las autoridades sanitarias realizaron una polémica advertencia para embarazadas: les recomiendan no quedar embarazadas hasta julio de 2016.

"En consideración con la fase en la que se encuentra la epidemia (del virus del zika) y el riesgo existente, se recomienda a todas aquellas parejas habitantes del territorio nacional no embarazarse durante esta fase, que puede ir hasta el mes de julio de 2016", dice el comunicado.

Algo similar hizo el gobierno de Jamaica, pero hasta dentro de un año. Estados Unidos también se encuentra alerta porque han detectado los primeros casos importados de la enfermedad y recomiendan no viajar a embarazadas a los países con casos confirmados.

Los síntomas

Los síntomas que el virus Zika provoca son de una infección de tipo viral, similar y más leve que los otros virus, que produce fiebre, malestar general, dolores en las articulaciones, puede dar conjuntivitis y en general pasa como un resfrío desapercibido, explicó a El Observador la subdirectora general del Ministerio de Salud Pública (MSP), Raquel Rosa. Sin embargo en la mayoría de los casos las personas infectadas no desarrollan síntomas, esto ocurre en una de cada cuatro personas. "Que la enfermedad sea asintomática es un problema", agregó, porque las personas que se contagian pueden llegar a expandir el virus y que las autoridades lo detecten de manera tardía, cuando ya se propagó.

Dieciocho países de América Latina y El Caribe confirmaron circulación autóctona del virus en su territorio: Brasil, Bolivia, Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Honduras, Panamá, Puerto Rico, Barbados, Martinica, Haití, Ecuador, Suriname, Guyana, Guyana Francesa y Venezuela. Ante la rápida expansión de la enfermedad y su presunta relación con el incremento de anomalías congénitas en recién nacidos en las zonas donde circula el virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta epidemiológica.

Acciones desde Uruguay

"Estamos monitoreando el tema, trabajando para que la población baje todas las posibilidades existentes de la circulación del mosquito que está presente prácticamente en todo el país y eso es inevitable", había asegurado Raquel Rosa, subdirectora general del Ministerio de Salud Pública (MSP) semanas atrás. El MSP lanzó la campaña "Cero Aedes Aegypti", para evitar su presencia en el país, aunque está confirmado que se encuentra en todos los departamentos.

Sin tratamiento

Las instituciones mundiales aseguran que es inevitable que en algún momento ingrese esta enfermedad al país. En el caso de que eso ocurriera "no hay nada para hacer. No hay tratamiento, no hay vacuna, no existe otra forma que la barrera previa", puntualizó Rosa. Es una enfermedad imposible de prevenir con vacunación por lo que el MSP aconseja la protección.

Rosa advirtió que las personas que viajen a las zonas donde está presente el virus, enfaticen en la protección personal: "no duerman al intemperie, en campamentos o viajes tipo aventura que son cada vez más frecuentes, y si lo van a hacer que duerman en carpas con mosquitero y lleven repelente". Son distintos mecanismos que funcionan como una barrera para que el mosquito no pique y así evitar su propagación.

Relación con microcefalias

En octubre, Brasil notó un incremento inusual de recién nacidos con microcefalias en las zonas donde circula el virus. Es un trastorno neurológico que produce que los bebés nazcan con la cabeza de un tamaño menor al que corresponde a la edad, raza y sexo, y puede provocar retrasos en el desarrollo de la persona. También confirmaron la presencia del virus en el fluido amniótico de dos embarazadas cuyos bebés presentan microcefalia. Luego de varios estudios el Ministerio de Salud de Brasil estableció una relación entre el incremento de este trastorno y la infección por el virus Zika.


Populares de la sección