¿Qué hacer ante una situación de informalidad laboral?

Alrededor del 20% de los trabajadores son contratados "en negro", según integrante del BPS

Para el representante de los trabajadores en el directorio del Banco de Previsión Social (BPS), Ramón Ruiz, la notoriedad pública que tomó el caso del los aportes impagos a la secretaria del expresidente del Sodre, Jorge Orrico, durante 20 años puso en evidencia la "falta de cultura y conciencia" sobre la seguridad social que enfrenta el país.

Entrevistado en el programa radial No Toquen Nada, Ruiz informó que cerca de un 20% de trabajadores son contratados de manera informal en la actualidad, lo que a su vez se asocia al déficit que enfrenta el BPS. Asimismo explicó que, en la actualidad, la principal dificultad que tiene un trabajador es demostrar cuánto percibió por trabajar "en negro".

"Puede demostrar la relación de dependencia, que hubo una actividad o un servicio prestado. Pero se le hace muy difícil al trabajador demostrar cuánto ganaba porque por lo general cuando alguien no declara al BPS sabe que está irregular y no deja una prueba", manifestó.

En ese sentido, el directivo explicó los pasos que debe seguir un trabajador que desee denunciar una situación de irregularidad laboral y qué puede hacer la empresa ante estas denuncias.

¿Qué puede hacer el trabajador?

El primer paso que debe seguir el trabajador es presentar la denuncia ante el BPS, donde el organismo tomará declaración de la persona por los servicios brindados y años no registrados para comenzar la investigación. En esa declaración, la persona detalla las fechas en las que trabajó, la empresa y su ubicación.

A partir de esos datos, el BPS procede con una inspección de la empresa, además de pedirle información sobre el caso, la cual puede o no aportar. Una vez que termina ese proceso, el BPS analiza la información y notifica a la empresa cuál es la responsabilidad que tiene, de acuerdo a si se demostró la existencia de una relación laboral de dependencia por cierto periodo de tiempo.

De confirmarse esa relación, el BPS regulariza la historia laboral del trabajador con todos los años que trabajó en la empresa para hacer el cálculo jubilatorio.

Según Ruiz, existen garantías para los trabajadores que denuncien casos de informalidad. Por ejemplo, el BPS otorga una especie de "premio" al primer trabajador de una empresa que denuncie situaciones de irregularidad. Se trata de una partida de dinero aproximadamente del 50% de las multas y recargos que recibe el BPS, explicó.

Qué puede hacer el empresario

Luego de que el BPS realiza la investigación de la empresa y toma una resolución, informa a la empresa sobre las responsabilidad que tiene para con el organismo y el trabajador. Ante esto, la empresa tiene la posibilidad de manifestar si está o no de acuerdo y hacer los descargos correspondientes.

El BPS recibe la respuesta de la empresa, la evalúa y vuelve a tomar una resolución que será notificada a la empresa por parte de la Asesoría Técnica de Recaudación.

Una vez más, la empresa puede aceptar o rechazar el dictamen, presentando un recurso jerárquico ante el BPS con su posición. Ese descargo se vuelve a estudiar y el BPS decide si dar o no lugar al mismo. En caso de no dar lugar, se vuelve a notificar a la empresa.

Cuando el proceso administrativo se agota pero la empresa mantiene su posición de negarse a pagar los aportes, el paso siguiente es acudir a la Justicia a través de Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), explicó Ruiz.

Responsabilidad y deuda

La responsabilidad (deuda) que tiene la empresa por los años de trabajo no registrados se calcula a partir de los aportes que debió hacer al trabajador más la multa y recargos correspondientes por no haberlo registrado durante cierto periodo de tiempo.

Según Ruiz, la responsabilidad de registrar al trabajador y hacer los aportes correspondientes es del empresario, no del empleado. Incluso aunque el trabajador solicite no ser registrado en planilla, el empresario tiene la responsabilidad legal de hacerlo. El argumento de que el trabajador solicitó no ser registrado no es justificación suficiente para evitar la multa, por lo que la empresa deberá pagar igual los aportes.

Algunas de las deudas de la empresa con el BPS prescriben luego de un plazo de 5 años o 10 años, dependiendo el caso. Según Ruiz, esta es la razón por la que muchas veces el BPS pierde recaudación y por lo tanto después tiene dificultades ya que las jubilaciones las debe pagar igual.


Populares de la sección