Que no te agarren con la guardia baja

El director de BEXTON Research, Diego Vallarino, opina que los mejores negocios surgen en los lugares que "no son para hacer negocios"

Son las 17.00 horas y ya estás en el club?” “Sí, hoy vine a trabajar temprano. A las 18hs tengo mi primera reunión de negocios en spinning”. Este diálogo lo escuché no hace mucho, en uno de los clubes sociales y deportivos de Montevideo. Quien llegaba a trabajar no era funcionario del club, sino un reconocido empresario local.

La semana pasada me tocó estar de domingo a domingo en el exterior dictando varios talleres sobre negocios. Los organizadores de estos talleres me invitaron a quedarme toda la semana en un prestigioso hotel internacional (aún no arreglé comisión por la publicidad así que no diré su nombre, por ahora).

En los ratos libres me quedaba sentado en el lobby del hotel para ser testigo de una especie de feria de negocios improvisada.

Los diálogos y reuniones que se daban eran de las más variadas, pero todas con un mismo fin, identificar oportunidades y viabilizar negocios.

Algunas reuniones quizás estaban planificadas, pero la mayoría no, eran de casualidad. De hecho, preferían charlar en el lobby que usar el business center que quedaba a unos pocos metros.

Soy un convencido de que las mejores oportunidades de negocios surgen en los lugares que “no son para hacer negocios”. Es difícil que una buena oportunidad de negocios surja en una sala de reuniones de una empresa, en una oficina, o incluso en horarios de 9.00 a 18.00 horas.

Muchas de las oportunidades más interesantes han surgido en lugares en donde uno podría tener la “guardia baja” para hacer negocios. Y eso es algo que los emprendedores deben conocer, para poder aprovecharlas al máximo.

A lo largo de mi vida tuve la suerte de haber participado en muchos eventos sobre emprendimiento. He aprendido de Elevator Speech, Design Thinking, Bootstraping, Investors Summits, y otra cantidad de cosas (habitualmente todas con nombres en inglés).

Pero en los talleres sobre emprendimiento nunca he encontrado lecciones sobre cómo manejarme en los momentos que “no son de negocios”, para poder aprovechar oportunidades de negocios. Y quizás por eso he perdido muchas de ellas. Creo que es fundamental para los emprendedores comprender cómo actuar en cada momento en esas situaciones.

A mi entender, algunas de las cosas que los emprendedores deben dominar con exactitud son las siguientes: ¿Cómo pensar y llevar a cabo un almuerzo?; ¿Qué decir, qué pedir, de qué hablar al comienzo, y al final de una cena?; ¿En qué piso del hotel quedarse?; ¿Qué hacer en los ratos libres en los hoteles/aeropuertos?; ¿Qué libro ir leyendo en el avión?; ¿Cómo vestir para cada lugar?; ¿Pagar la primera vuelta o la última en una charla en el bar?; ¿Se habla o no se habla de negocios en las vacaciones?

Hay una cantidad de situaciones que un emprendedor debe dominar, y que no hacen a la estrategia, al trabajo duro y a la rutina laboral.
Hay situaciones que pueden potenciar a nuestra empresa y no se dan en los lugares comunes donde uno imaginaría que estarían. Y eso hace que muchas veces tengamos “la guardia baja”.

Pensalo, ¿dónde encontrarás la próxima oportunidad de potenciar tu negocio? ¿Estás realmente preparado para “sacarle el jugo”?


*director de Bexton Research
@diego_vallarino 


Comentarios

Acerca del autor