¿Qué pasa en Venezuela?

El país caribeño vivirá hoy una tensa jornada con marchas convocadas por la oposición y la respuesta del gobierno de Maduro, que apela al respaldo armado

La tensión que se vive en Venezuela con motivo de las manifestaciones que la oposición al gobierno de Nicolás Maduro ha convocado para hoy tiene como telón de fondo la posibilidad de que el oficialismo chavista finalmente defina un cronograma electoral, la prioridad número uno de quienes están protestando hoy en ese país.

La situación, una vez más, se presenta como un despliegue de poder por parte de ambos bandos: la oposición quiere demostrar la masa de ciudadanos que mueve en pro de que haya elecciones tras los últimos movimientos fallidos de Maduro (el más notorio fue el intento de hace semanas de sustituir a la Asamblea Nacional), y el gobierno quiere desplegar sus propias fuerzas y amedrentar a los críticos con un despliegue civil-militar.

Con ese marco, se dan una serie de situaciones que definen cuál es la situación actual del país caribeño, profundamente polarizado y al borde del estallido.

El calendario electoral

El diario estadounidense El Nuevo Herald señaló ayer que según fuentes consultadas "el gobierno en su desesperación está ofreciendo ir a unas elecciones regionales a finales de año (2017) y dejar las elecciones de presidente, alcaldes y de concejales para el año que viene".

Según explica la publicación, la oferta consiste en un plan de convivencia con el régimen para los próximos 20 meses "que conllevaría abandonar la denuncia de que Maduro propinó un 'autogolpe' a cambio de permitir que la oposición pueda competir electoralmente".

"Desmontar lo del golpe de Estado es vital para ellos. Ese fue el primer punto de la oferta", dijo la mencionada fuente a esa publicación.

Asimismo, el pacto que ofrece el presidente venezolano "conllevaría que la oposición acepte la actual conformación del Tribunal Supremo de Justicia, quien es visto como un aliado del gobierno". Se trata del mismo organismo que configuró el golpe de Estado cuando se adjudicó a comienzos de abril las funciones del Parlamento y levantó la inmunidad de los diputados.

"La oposición debería aceptar también la actual conformación del Consejo Nacional Electoral, que también es controlado en su totalidad por el régimen".

"Estado torturador"

Tras negar los rumores de que se haya producido –o se vaya a producir– una reunión entre oposición y gobierno en República Dominicana, el diputado opositor Juan Miguel Matheus dijo que el país pasó "de tener un gobierno golpista a uno torturador", tras conocerse el caso de dos hermanos secuestrados a la salida de una manifestación que fueron sometidos a apremios.

Lea también: La inflación de Venezuela será de 720% en 2017 y 2.068% en 2018

A propósito de la represión y la inestabilidad en las calles, 11 países latinoamericanos pidieron el lunes a Venezuela que "garantice el derecho a la manifestación pacífica" y lamentaron las muertes en la ola de protestas, que deja al menos seis víctimas fatales, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

En un comunicado, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay pidieron que "se definan las fechas para dar cumplimiento al cronograma electoral que permita una pronta solución a la grave crisis que vive Venezuela".

El gobierno de Maduro calificó el comunicado como una "grosera injerencia", en palabras de la canciller Delcy Rodríguez.

Una escalada militar

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó ayer su "seria preocupación" por "la militarización de la sociedad" en Venezuela y llamó "a la cordura", un día antes de una jornada de marchas a favor y en contra del gobierno de Maduro.

"Vemos con seria preocupación la militarización de la sociedad venezolana. Un llamado a la cordura", escribió Santos en su cuenta en Twitter.

“Mañana, Venezuela estará en las calles pacíficamente y es el momento para que la Fuerza Armada demuestre que está al lado de la Constitución y al lado del pueblo”, Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional

Horas antes, 11 países latinoamericanos, entre ellos Colombia, lamentaron las muertes ocurridas en las protestas de los últimos días en Venezuela y pidieron al gobierno de Maduro que "garantice" el derecho a la manifestación pacífica.

El lunes, 48 horas antes de una gran marcha en su contra, Maduro anunció la expansión del cuerpo de milicia, conformado por civiles armados, a 500 mil miembros con su fusil "garantizado".

Ese cuerpo, creado en 2010 por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) como apoyo a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), depende del Ministerio de Defensa y el gobierno la define como el "pueblo en armas", mientras la oposición la considera una "guardia pretoriana" entregada a la ideologización de la sociedad.

Con 165 mil efectivos y un amplio poder político y económico, la FANB reafirmó el lunes su lealtad a Maduro, mientras la oposición prevé salir hoy a las calles a pedir que se convoquen elecciones.

"No es tiempo de traición, no es tiempo de vacilantes; que cada quien se defina: si estamos con la patria o en contra de ella", advirtió Maduro, al referirse a la creciente tensión que vive el país, entre protestas opositoras, desde hace dos semanas.

La noche del domingo, el mandatario ordenó a los militares desfilar y salir a las calles para reafirmar la "unión cívico-militar" con que gobierna Venezuela.


Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección