¿Qué provoca la incomodidad en los lentes de contacto?

Un estudio concluyó que las condiciones ambientales a las que los usuarios están expuestos tiene un efecto sobre la superficie ocular

Entre el 30% y el 50% de los usuarios de lentes de contacto sufre síntomas de incomodidad ocular, aunque de momento la causa es desconocida. Ahora, investigadores del Grupo de Superficie Ocular del Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid y otros centros de investigación comprobaron que la condición ambiental a la que los usuarios están expuestos influye en la integridad de la superficie ocular.

Según explicó María Jesús González-García, una de las investigadoras del estudio publicado en Ophthalmic and Physiological Optics, pese a que el uso de lentes de contacto está muy extendido –se estima que hay más de 140 millones de usuarios en todo el mundo–, cerca de la mitad de los usuarios sufre síntomas como sequedad, picor, quemazón o sensación de cuerpo extraño, lo que supone la primera causa de abandono del uso.

Durante el día a día los usuarios están continuamente expuestos a condiciones ambientales artificialmente controladas (como el aire acondicionado y las calefacciones de oficinas, vehículos o cabinas de avión), las cuales están relacionadas con problemas oculares, principalmente debido a la baja humedad y el flujo de aire que se produce. De estas condiciones, las cabinas de avión representan una de las más extremas (baja humedad relativa, baja presión atmosférica y flujo de aire continuo).

"Conocer el comportamiento de la superficie ocular en usuarios de lentes de contacto bajo diferentes condiciones ambientales puede ayudar a conocer mejor cómo se produce el proceso de incomodidad que sufre un gran número de personas", subrayó González-García. El objetivo del trabajo fue estudiar el comportamiento de la superficie del ojo bajo dos circunstancias diferentes, una condición de interior habitual (la que se puede encontrar en una oficina por ejemplo) y otra simulando la que se encuentra en las cabinas de avión.

El equipo encontró que la condición llamada adversa (cabina de avión) tuvo un mayor impacto sobre la superficie ocular, lo que permite afirmar que "la condición ambiental a la que los usuarios de lentes de contacto están expuestos tiene un efecto importante sobre la integridad de la superficie ocular", detalla González García.

Por otro lado, añade, los dos lentes de contacto ensayados (que en las ópticas se clasifican por duros y blandos) obtuvieron comportamientos diferentes, lo que indica que el tipo de lente "también es un factor importante".

La causa de la incomodidad durante el uso de lentes de contacto sigue siendo desconocida, por lo que todavía queda mucho por descubrir para tratar de comprender mejor esta condición", concluyó.





Fuente: En base a Agencia SINC