¿Qué series de Netflix son devoradas y cuáles inspiran ritmos más lentos?

La plataforma lanzó un estudio sobre los hábitos de consumo de sus usuarios

Pese a la atención que Netflix ha despertado en los últimos años, la plataforma nunca se ha atrevido a revelar cifras sobre la cantidad de espectadores que miran sus programas. Sin embargo, esta semana hizo pública información sobre los hábitos de consumo en torno a sus series originales y otros programas que ofrece.

A través de un estudio de más de 100 títulos en unos 190 países, Netflix determinó que el promedio de días para terminar una temporada es de cinco, mientras que el promedio de tiempo diario dedicado al visionado es de dos horas y diez minutos.

Con esas cifras en mente, la plataforma dividió las series en "saboreadas" y "devoradas": mientras que las primeras se reprodujeron durante menos de dos horas por día, las segundas lograron rebasar esa frontera.

Este "índice de maratones", según manifestó Netflix en un comunicado oficial, permitió identificar tendencias entre un público cuya forma de ver televisión ha cambiado radicalmente. Mientras que las series de acción, terror o thrillers tienden a ser "devoradas", como es el caso de The Walking Dead, Sense8, American Horror Story y The Fall, las narrativas más complejas suelen inspirar ritmos más lentos. Ese es el caso de series como House of Cards o Bloodline, así como dramas de época como Peaky Blinders y Mad Men.

Las series dramáticas son más "devoradas" que "saboreadas", como sucede con Orange is the new black, Nurse Jackie y Grace & Frankie. Una de las mayores curiosidades llegó de la mano de la comedia que, contrario a lo que se creería, se consume a ritmo más lento que los ejemplos anteriores, especialmente en los casos de series de mayor complejidad y sofisticación como Unbreakable Kimmy Schmidt y BoJack Horseman.

"Como muestra el Índice de Maratones, la forma de ver las series va de un extremo al otro, de la emotividad a la inteligencia", afirmó Cindy Holland, vicepresidenta de contenidos originales de Netflix. Según el jefe del departamento, Ted Sarandos, la compañía usará los hallazgos para hacer "sutiles mejorías en ayudar a la gente a elegir qué programas quiere ver, dependiendo del ánimo en el que esté".

El estudio, realizado en torno a la finalización de la primera temporada de cada serie, llega en un momento en el que el modelo de Netflix, que apela a los visionados maratónicos (o binge-watching), es cuestionado por grandes ejecutivos de la televisión por cable, que insisten en que los estrenos semanales es la mejor arma para atrapar la atención del público y mantener a las series en las conversaciones culturales.

Netflix - hábitos de consumo



Populares de la sección