¿Qué son y para qué sirven los Antioxidantes?

Este concepto sigue sonando en los sitios de nutrición, blogs y revistas especializadas y no tanto

Hablamos de ciertas  vitaminas y minerales, indispensables para la vida, que participan en todos los procesos fisiológicos y metabólicos de nuestro cuerpo.
Sus carencias pueden originar enfermedades, a veces tan visibles como la anemia y otras más solapadas y difíciles de identificar.

Los ANTIOXIDANTES previenen el desgaste y envejecimiento celular excesivo ante situaciones de alta demanda energética como stress, enfermedades crónicas, grandes esfuerzos físicos o mentales o simplemente el paso del tiempo. ¡Quién no está sometido a una o varias de estas situaciones en algún momento!

Se necesitan pequeñas cantidades que varían con la edad, actividad física, hábitos alimentarios y condiciones de salud de las personas pero podemos estimar que estas se cubren correctamente si integramos a la mesa diaria Frutas, Verduras, Cereales en lo posible integrales y  lácteos. En una dieta ordenada que incluya permanentemente estos alimentos están presentes los antioxidantes necesarios para optimizar el funcionamiento de nuestros  sistemas.

CUÁLES SON Y DÓNDE ESTÁN:

VITAMINAS / MINERALES

Vitamina C: Todas las frutas y verduras especialmente cítricos, kiwi, frutillas, tomates, brócoli.      
Vitamina A: Huevos, zanahorias, espinaca, coliflor, repollo.
Betacaroteno: Zanahorias, espinaca, coliflor, repollo.
Vitamina E: Aceites todos, germen de trigo.
Zinc: Carne vacuna, mariscos, nueces, quesos.     
Selenio: Frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, lácteos.
Cobre:Hígado, mariscos, nueces, zanahorias.
     
También se consiguen buenas cantidades de otros compuestos presentes en el cacao, café, mate, vino tinto y te verde. Delicias que consumidas en porciones adecuadas son aliados de la salud antitiempo.

Existen ciertos casos en los que puede ser necesario un suplemento nutricional, que deberá ser recomendado por un profesional. Los hay de diferentes tipos y orígenes, se presentan en dosis diarias o  semanales, de un solo nutriente o de varios que combinados funcionan todavía mejor. Ya sea por exceso de estres laboral o intelectual, etapa de crecimiento, embarazo o enfermedades crónicas  valerse de un buen suplemento nutricional puede ser una estrategia inteligente. Considerando que no conviene superponerlos sin tener asesoramiento y recordando que la característica ¨natural¨ no necesariamente implica inocuidad o cero efecto.

Empieza el frío y reordenar la alimentación tuya y de la familia es tan importante como acomodar los abrigos en los placares.

 


Fuente: Por Luciana Lasus (*)

Comentarios