Quedó como un desafío difundir los beneficios de la carne vacuna

La carne bovina -principalmente- sigue siendo protagonista en el mercado mundial
cado mundial de alimentos y su demanda sigue aumentando, a pesar de los fuertes intereses en contra que sufre, por lo que el 21° Congreso Mundial de la Carne definió que hay seguir trabajando para comunicar en forma responsable sus buenos atributos y formas de producirla.

El mundo sigue necesitando la carne bovina, ovina y suina, según lo definió la cumbre mundial que se cumplió en Punta del Este. Se entiende que el producto es necesario para tener una correcta nutrición, para proteger el medio ambiente, para preservar la seguridad alimentaria y para reducir la pobreza.

Para los actores de Uruguay vinculados a la carne probablemente no hubo muchas novedades, pero no es una visión pesimista del congreso, sino que es alentador y demuestra el nivel que tiene "nuestro país", admitió a El Observador Agropecuario el secretario general de la Asociación Mundial Hereford, José Bonica.

Explicó que en todas las recomendaciones para mejorar el negocio cárnico, en Uruguay prácticamente ya están siendo implementadas. "Bueno es reafirmar lo que estamos haciendo entre todos: productores, industriales, las políticas públicas del gobierno, la investigación y el resto de la sociedad que sabe que de una u otra forma el éxito agropecuario del país le llega a todos los sectores, afirmó Bonica.

El tema de la gobernanza resultó novedoso en la historia de los congresos de OPIC

El tema de la gobernanza resultó novedoso en la historia de los congresos que organiza la Oficina Permanente Internacional de la Carne (OPIC), sobresaliendo el modelo uruguayo que agrupa en una mesa que se reúne en forma semanal a dos representantes del gobierno, tres de los ganaderos y tres de la industria frigorífica. El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, y el CEO del grupo Marfrig, Martín Secco, expusieron junto a representantes de Irlanda y Nueva Zelanda.

El congreso fue rico en matices que provocan incluso fuertes desencuentros entre ganaderos e industriales. Una pregunta de la concurrencia a Secco apuntó a si se podría encontrar una solución a la desconfianza de productores hacia la industria.

Contestó que no creía en esa posibilidad, pero entendió que no tendría que ser un obstáculo para seguir avanzando. De hecho hay muchos asuntos en los que hay consenso y en otros hay disenso, y cuando no hay acuerdo hay que recurrir a la ciencia.

A pesar de esos desencuentros "el partido" se juega mucho afuera y en eso "sí debemos estar juntos", porque en "esas grandes ligas" es donde se toman decisiones que "nos afectan mucho como país".

Trabajando en la proteína correcta

Quedó el convencimiento que Uruguay está trabajando en la proteína correcta, que está bien valorizada y que responde directamente al concepto de que la mejora en los ingresos se relacionan directamente con el consumo de carne. Esta realidad involucra al país, que está inserto en una región que significa el 40% de la exportación mundial de la carne, lo cual es un desafío para el Mercosur ampliado, destacó a El Observador Agropecuario el director regional del grupo Marfrig, Marcelo Secco.

El congreso en sus diferentes temas técnicos permitió no solo difundir conocimientos, sino que los expertos de primer nivel pudieron también apreciar la forma en que produce Uruguay.

En materia de sustentabilidad y de bienestar animal, muchos de los países que estuvieron representados tienen problemas muy serios, resaltó Guillermo Villa, representante de la Federación Rural ante INAC. Por ejemplo, señaló el hacinamiento de vacunos y, sobre todo, en la cría de aves y cerdos.

A su vez, la sustentabilidad figuró entre los buenos aportes del congreso. El subsecretario de Ganadería de Argentina, Rodrigo Troncoso, resaltó a El Observador Agropecuario que en su país se trabaja fuertemente en el manejo de los residuos de las producciones intensivas, en el ordenamiento territorial y en materia de cambio climático.



Acerca del autor