Quedó inaugurada la Expo Prado 2016

Ricardo Reilly y Daniel Martínez destacaron la necesidad de hermanar más al campo y la ciudad

Este miércoles quedó inaugurada "la fiesta del trabajo", como calificó a la Expo Prado el comunicador Juan Carlos López (Lopecito), en el acto oficial realizado en la tarde de este miércoles en la Rural.

En la inauguración, el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly, dijo que en la muestra están representadas todas las actividades del país. "Es un punto de encuentro de todos los uruguayos. La esencia desde los tiempos más remotos son los máximos exponentes de la cabaña nacional, en materia genética, y están entrando más de 2.000 reproductores de distintas especies y razas", comentó.

Pero también destacó el "formidable crecimiento" que tuvo en esa muestra la industria, el comercio, los servicios, la maquinaria, la cultura nacional y la educación.

"Acá vemos lo que ocurre cada día cuando se pone en marcha cada una de las cadenas agroalimentarias, que son la base de la economía nacional. Prácticamente el 60% de las industrias del país son agroindustrias. Es decir, que transforman y procesan productos que tienen origen agropecuario", remarcó Reilly.

Destacó además que con el pasar de los años la exposición del Prado se convirtió en la mayor feria industrial y comercial del país, y también en una de las más importantes de la región.

Rigurosa coherencia en los planteos

El presidente de la ARU subrayó que la gremial se manejó desde siempre con una rigurosa coherencia en la formulación de los planteos de sus fundamentos, jugando un rol determinante, contribuyendo de manera directa a la formulación de la más amplias políticas agropecuarias con las que hoy cuenta el país, y que permiten que Uruguay sea un proveedor de primer nivel para su propia sociedad y también para el mundo.

"Cuando hablamos de la calidad de nuestras carnes y de conquistar los mercados más exigentes del mundo tenemos que ser conscientes que todo comienza en la genética, en más de un siglo de selección constante y dinámica, con reproductores como los que veremos estos días en las pistas, que no son otra cosa que valor agregado, como innovación y desarrollo del conocimiento", dijo el dirigente.

Agregó que nada se hubiese logrado sin el espíritu emprendedor y la visión de todas las generaciones de cabañeros, de origen extranjero, que dedicaron su vida a esa superación constante de la mejora genética nacional. Esa fue y seguirá siendo la esencia de esta muestra.

Remarcó que la Expo Prado brinda oportunidades de trabajo a muchos uruguayos y que espera que además sirva para transmitir una cabal dimensión del campo y sus actividades conexas.

"Hablo de la industria, el comercio y los servicios, de todo lo que vuelve a la economía nacional en la vida del país. Cada vez que vamos al almacén, supermercado, carnicería o abrimos la heladera, tenemos que saber que detrás de cada alimento hay una cadena agroalimentaria, que está generando riqueza que queda en el país, multiplicando trabajo, y mejorando los ingresos y calidad de vida de todos los uruguayos", sostuvo.


Un Montevideo menos centralista


Daniel Martínez, intendente de Montevideo, remarcó por su parte que "el Prado significa la historia del Uruguay y de un Montevideo a veces demasiado centralista y que no debería serlo y un campo produciendo y derramando riqueza al resto de la sociedad".

La historia del país se forjó "con los primeros inmigrantes españoles, luego con inmigrantes de diferentes partes del mundo, que permitieron que nos formamos como la nación que hoy somos, un crisol de pueblos y raciones que pudieron construir este hermoso país, en base al esfuerzo".

"Destacamos la importancia de esta exposición, donde no solo está la producción agropecuaria, sino la simbiosis con el desarrollo tecnológico, expresado por múltiples caminos, pero en particular a través de lo que el país hizo y tiene que seguir haciendo en materia de genética, pero también en su capacidad de aprovechar el tradicional empuje de la actividad agropecuaria, agregando otras áreas industriales para agregar valor a través del conocimiento local", indicó.

"Quiero destacar el logro de la empresa uruguaya Mary, de Soriano, que ganó el premio en Esteio, la más importante de Latinoamérica, y el primer premio en servicio posventa. Esa es la inteligencia, saber que no hay que confrontar sino sumar esfuerzos como orientales, para tener una nación de desarrollo que pueda generar y distribuir riqueza", reflexionó el intendente.

También indicó: "Destacamos esa unión de hombres y mujeres de la ciudad y del campo, que dejan lo mejor de sí para vivir bien y para construir esta tierra de tolerancia y de respeto. Por eso quienes habitamos esta ciudad tenemos la oportunidad de conocer más sobre lo que se hace en la inmensa mayoría del país".

Indicó además que "hay un Mercado Modelo que está inserto en la ciudad, que genera grandes problemas logísticos, donde se trabaja en condiciones de mucha dificultad. Tenemos el proyecto hecho y revisado, para tener la Unidad Agroalimentaria de Montevideo, con casi 10 veces la superficie del Mercado Modelo, donde no solo se vendan los productos del Montevideo rural, pero también de otros departamentos del sur y del norte, para ser distribuidos de mejor forma a los consumidores, con la posibilidad de hacer packaging, de procesar alimentos, de generar valor, riqueza a quienes producen estos productos en todo el país".

Agregó al respecto que "el gobierno nacional tiene la decisión de apoyar, y la intención de la intendencia con el proyecto para avanzar". #Propongo trabajar juntos, sin que cada uno se mire el ombligo sino que cada uno piense en los objetivos de la nación, para que esta Unidad Agroalimentaria de Montevideo sea una realidad", dijo Martínez.


Populares de la sección