Queen vs. Trump por el uso de We are the champions

La canción se pasó en la Convención Nacional Republicana

Las canciones usadas durante la campaña de quien es sin duda el candidato republicano más polémico de los últimos tiempos han sido objeto de varias demandas por parte de artistas de la talla de Neil Young, Rolling Stones y Adele.

Los artistas reclamaban la paga de sus regalías y, en algunos casos, incluso prohibían a Trump el uso de sus temas. Sin embargo, como era de esperarse, Trump no paró de usar canciones como Rolling in the deep o Start me up durante su campaña.

Este lunes en la Convención Nacional Republicana que lo coronó como el candidato por ese partido y que tuvo como protagonista la polémica por el discurso plagiado de su esposa a Michelle Obama, Trump volvió a usar canciones sin autorización.

"We are the champions, my friend", sonaba como cortina de fondo durante el evento en Cleveland, Ohio. Los propietarios de los derechos de las canciones de Queen no dudaron en hacer oír su voz a través de Sony Records.

"Estamos frustrados por el uso repetido y sin autorización de la canción luego de previos requerimientos de que desista, que han sido ignorados por el Sr. Trump y su campaña. Queen no quiere que su música se asocie con cualquier debate mainstream o político en ningún país. Queen tampoco quiere que We are the champions se use en apoyo al Sr. Trump y las visiones políticas del Partido Republicano. Confiamos, deseamos y esperamos que el Sr. Trump y su campaña respeten estos deseos", expresa el comunicado.

Pero todo indica que Trump no tiene ninguna obligación legal con la marca, por lo que no existe una demanda de Sony Music para con el político.

Populares de la sección