¿Quién es la joven que acusó de abuso sexual al alemán Wollensak?

Conozca la historia de la mujer que señaló al hombre que fue encontrado muerto en La Floresta
Arno Wollensak, el hombre que fue encontrado muerto en La Floresta el domingo, era buscado en Alemania por casos de abusos sexual. Wollensak era el gurú de la secta "Lichtoase", que significa "Oasis de luz" en alemán. Junto a su pareja y el resto de los miembros de la secta, se autodenominaban "La familia".

El caso de abuso que más resonó fue el de Lea Saskia Laasner, una joven que fue violentada sexualmente por Wollensak cuando ella tenía 13 años. La adolescente llegó a la secta luego de que sus padres la llevaran, de hecho, su madre comenzó a tener vinculaciones con redes esotéricas un tiempo antes. Según informó a Telenoche el juez de la causa en Uruguay, Marcos Seijas, aparentemente la madre de Lea Saskia Laasner también está siendo buscada en Uruguay ya que llegó al país junto a Wollensak y su esposa.

Lea Saskia Laasner nació en 1980 y se crió en Zúrich, Suiza. Sus padres tenían miedo de que ocurriera un "apocalipsis inminente" y creían que si vinculaban a su hija a esta secta se podría transformar en un "ser de luz permanente". Los amigos de la familia trataron de alejarlos del grupo, pero no pudieron.

Durante ocho años, Wollensak abusó de la joven sexualmente. Además, el gurú la separó de sus padres, por lo que rápidamente le perdieron el rastro. La joven se volvió bulímica y se transformó en "esclava sexual de la secta", según contó en uno de los libros en los que se escribió su historia.

La Policía austríaca irrumpió varias veces en la casa en donde vivían los miembros de la secta, por lo que Wollensak decidió separar a los niños de los adultos, para evitar así más sospechas en relación con abuso a menores. Según describió la joven, el gurú les decía que "el resto del mundo" no entendería el vínculo que compartían.

La secta se movió por Alemania, Francia y Portugal. Finalmente, cuando se mudaron a Belice, un país en Centroamérica, en donde Laasner logró escapar. Un agente policial entró en contacto con la granja en donde vivía "La familia" y pudo sacar a la joven de 21 años, que rápidamente fue trasladada a Suiza. Laasner pudo reencontrarse con su familia y denunció los abusos de Wollensak, que era 25 años mayor que ella.

La joven formó parte de la secta desde 1994 hasta 2002, y contó su historia en un libro al que tituló "Yo solo tenía 13", el cual se transformó en un best-seller, llegando a vender 100.000 ejemplares hasta el año 2012. Tras esta experiencia de vida, la joven fue reconocida con un premio llamado "Premio Coraje".



Populares de la sección