¿Quién maneja mejor el dinero, él o ella?

Los hombres, las mujeres, y las actitudes frente al uso del dinero

Por Paola Buitrago


Ella: empoderada, disciplinada, previsora en lo que refiere a la educación de sus hijos e hijas. Él: preciso en sus gastos, planificador de largo plazo y previsor con su vejez. Este es el perfil que hace de hombres y mujeres una reciente encuesta sobre capacidades financieras del Banco Mundial y el Gobierno Ruso realizada en siete países de ingresos bajos y medios. ¿Te reconoces?

Este interesante proyecto, más allá de medir los conocimientos financieros de las personas, se enfoca en indagar cuáles son sus comportamientos y actitudes frente al manejo del dinero. Y, aprovechando la participación de tres países de la región -México, Colombia y Uruguay- quisiera compartir algunos de los resultados más interesantes sobre las posibles diferencias de género observadas en estos países.

1. Mujeres y hombres comparten la toma de decisiones
Las mujeres juegan un papel clave en el proceso de toma de decisiones financieras del hogar, aún cuando ellas reportan contribuir menos que los hombres al presupuesto común, probablemente porque participan menos del empleo formal.
 
 
2. Las mujeres planean más y respetan más su plan de gastos
Tanto hombres como mujeres, ya sean solteros o en pareja, aseguran planear sus gastos, pero pocos se adhieren realmente a dicho plan. Ellas reportan planear más y ser más propensas a cumplir sus planes de gastos.

 
3. Los hombres casados, los que planifican a más largo plazo
Hombres y mujeres planifican su futuro financiero hacia horizontes de tiempo muy corto plazo, pensando en el próximo mes o incluso menos. Sin embargo, las mujeres son más cortoplacistas que los hombres, algo que se acentúa aún más en las solteras.

 
4. Ellos ahorran para la vejez, ellas para la educación de los hijos
Entre las personas encuestadas que tienen hijos, las mujeres son ligeramente más propensas a ahorrar para la educación de sus hijos e hijas que los hombres, mientras que ellos reportan tomar más medidas de ahorro de cara a su vejez.

 
5. Madres y padres, principales maestros en el uso del dinero
Los progenitores son la fuente más común de enseñanza en la administración del dinero. En México, más del 25% de los encuestados reportaron que la principal enseñanza vino de su madre, y cerca del 20% que de su padre. En Colombia el resultado fue el mismo para ambos (11%), aunque las mujeres mencionaron un poco más a sus madres y los hombres a sus padres.
 
Como en tantas otras cosas, hombres y mujeres tenemos prioridades distintas ante el gasto. Existen diferentes medidas que han mostrado ser muy útiles para desarrollar aptitudes positivas en el manejo del dinero: programas de educación financiera desde la escuela, aplicaciones móviles que inculcan comportamientos planificadores o la emisión de mensajes de educación financiera en programas de televisión como las novelas. ¿Podrían serlo aún más si tuviesen en cuenta la perspectiva de género?
 
Este post fue publicado en el blog ¿Y si hablamos de igualdad? del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)


Comentarios

Acerca del autor

BID

BID

Blogs del BID