¿Quién pelea contra quién en Siria?

La guerra civil que comenzó en 2011 tomó ribetes apocalípticos con 400 mil muertes y casi 5 millones de desplazados

La guerra civil que comenzó en Siria en 2011 no solo devastó ese país al provocar más de 400 mil muertes, un crecimiento inusitado de la pobreza y permitir el avance de los yihadistas del Estado Islámico en ese territorio, sino que también generó la mayor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial tras el éxodo de casi 5 millones de sirios que salieron de su país en busca de asilo.

¿Cómo comenzó la guerra civil en Siria?

EEUU y Rusia buscarán acelerar la paz en Siria
Alepo es la ciudad más devastada por la guerra civil de Siria
Alepo es la ciudad más devastada por la guerra civil de Siria

Lo que en marzo 2011 comenzó como una sucesión de protestas pacíficas contra el presidente, Bachar Al Asad, culminó con un enfrentamiento civil en el que se cruzan el régimen, grupos rebeldes y organizaciones terroristas que montaron su gobierno en algunas regiones, mientras las potencias de la comunidad internacional no dan con la tecla en esa región.

La guerra civil siria enfrentó en un principio a las Fuerzas Armadas de Siria que responden al régimen de Al Asad contra opositores rebeldes armados, organizados en lo que la comunidad internacional denomina oposición siria. Al Asad es presidente de Siria desde el año 2000, cuando llegó al poder para suceder a su padre, Háfez Al Asad, que gobernó el país por 29 años.

Según la organización I am Syria se estima que hasta el momento murieron 470.000 personas, entre ellos 55.000 niños.

El avance del conflicto que surgió en 2011 permitió la expansión en Siria, desde 2014, del Estado Islámico, un grupo terrorista que hasta ese momento centraba sus operaciones en Irak. Aunque sobre mediados de 2016 la comunidad internacional logró el retroceso del Estado Islámico al recuperar la ciudad de Faluya, el grupo terrorista llegó a dominar casi la mitad del territorio tras su ofensiva iniciada en junio de 2014. Entre las zonas bajo su poder estaban las áreas con mayores reservas petroleras.

Lea también: Siria o cómo es vivir en el infierno

¿Quién lucha en Siria contra quién?

1-Siria.jpg

El conflicto se ha complicado e internacionalizado con la entrada en escena de varios países y de grupos yihadistas.

El régimen sirio

Las tropas del presidente Bashar al Asad luchan contra cientos de grupos rebeldes que desde 2011 buscan derrocar el gobierno. El Ejército Sirio sufrió tremendas bajas durante la guerra así como deserciones que han diezmado sus tropas.

El mapa Siria en vivo, muestra día a día el cambiante escenario de guerra, en el que grupos pro y contra el gobierno de Bachar Al Asad.

En este caso el rojo muestra zonas controladas por el ejército sirio de Assad, que incluye apoyo de rusia, Irán, Hezbollah y grupos chiìtas de Irak.

La zona pintada de azul está bajo control de la coalición anti Estado Islámico (EI), apoyada por la OTAN, Israel. Arabia Saudita, Jordania y los Emiratos Arabes Unidos.

Las zonas verdes son de las fuerzas rebeldes (FSA, Ahrar al-Sham, Al-Nusra, Al Qaeda de Siria y otros grupos).

Los kurdos están en las zonas amarillas y el azul oscuro está ocupado por Turquía. Por último, el gris oscuro representa el área dominada por el Estados Islámico. En este mapa puede ver en detalle este complejo escenario y su evolución, con actualizaciones diarias.

Mapa guerra Siria grupos

¿Quién apoya al presidente al Asad y por qué?

Siria

Rusia: es uno de los aliados más fuertes que tienen el régimen sirio. De hecho el Kremlin estuvo de parte del gobierno desde antes de que iniciara el conflicto ya que Siria es uno de los compradores más importantes de sus armas y además es en su territorio donde se encuentra una base naval rusa que es la única salida al mar Mediterráneo que tiene ese país.

Otro de los motivos por los que Rusia combate a los grupos rebeldes, en especial al Estado Islámico, es parta frenar la amenaza de este grupo terrorista en la región.

Irán: se opone al Estado Islámico y a los insurgentes sunitas, por ser al igual que Rusia un histórico aliado del régimen de Al Asad. Este país ha proveído al régimen sirio de armas, apoyo militar y financiero durante la guerra.

El objetivo de Irán es que Al Asad se quede en el poder para así poder frenar la influencia en la región de su rival, Arabia Saudita.

A su vez, el enemigo que el gobierno iraní tiene en común con Estados Unidos es el Estado Islámico.

Lea también: Las claves del conflicto en Siria

¿Quién combate al presidente al Asad y por qué?

siria.jpg

Estados Unidos: se opone al presidente de Bashar al Asad y al Estado Islámico. Entró al conflicto interno apoyando a grupos rebeldes moderados y a los kurdos.

En septiembre de 2014, la administración de Barack Obama anunció que su objetivo era "degradar y en última instancia destruir" a EI. A partir de allí se lanzó una campaña aérea en Irak y Siria apoyado por Canadá, Francia, Reino Unido y algunos países árabes.

Arabia Saudita: también se opone al régimen del presidente sirio y apoya a los rebeldes sunitas. Es uno de los proveedores más importantes de los rebeldes, incluso de algunos grupos más radicales.

Este país, potencia en la región, fue parte de la coalición liderada por EEUU para atacar al EI. Sin embargo, Irán acusó a Arabia Saudita de apoyar directamente a ese grupo terrorista y de hecho se calcula que miles de sauditas se sumaron a las filas del EI.

Turquía: ingresó al conflicto apoyando a la coalición impulsada por Estados Unidos y a los rebeldes contrarios al gobierno sirio, especialmente al Ejército Libre Sirio. También es contrario a los separatistas kurdos.


Populares de la sección