Raincoop: trabajadores siguen sin cobrar y sindicato advierte conflictos internos

Los socios de la cooperativa se reunirán el 24 de abril para redefinir el camino a seguir

A cuatro meses de que la cooperativa Raincoop haya estado al borde de cerrar, los problemas financieros continúan y llevaron a que los trabajadores no cobraran los últimos dos meses de sueldo.

La empresa pagó a sus trabajadores el 50% del salario de enero, aunque resta pagarles el aguinaldo de 2015 y los sueldos de febrero y marzo. Según expresó el fiscal de Raincoop, Marcelo Fernández, la dirección de la empresa anunció en diciembre que esto sucedería y que los socios, así y todo, votaron mantener la cooperativa en funcionamiento.

La falta de cobro de sueldos y inestabilidad que vive la cooperativa llevó a que la tensión se incrementara entre los cooperativistas y comenzaron a darse situaciones que antes no sucedían, según expresó a El Observador, Luis Vespa, socio de Raincoop y dirigente de la Asociación Sindical de Cooperativistas y Obreros del Transporte (Ascot).

Uno de esos casos fue el de un chofer que denunció ante la Policía que le habían robado la recaudación del día, pero luego, cuando se revisaron las cámaras de seguridad confirmaron que no había sido así. El hombre terminó confesando que en realidad había sido una maniobra para hacerse con el dinero ante la falta de pago de sueldos. Ante esa situación, la empresa decidió suspenderlo.

"Se da todo ese tipo de cosas. Eso es lo que queremos evitar. Hay gente que se queda con algo de la recaudación, dicen que les faltó plata", señaló Vespa, quien además agregó que aumentaron las discusiones entre trabajadores a raíz de la situación.

Un grupo de socios juntó firmas y propuso que se realizara una asamblea el próximo 24 de abril para redefinir el rumbo de la cooperativa de transporte. En esa oportunidad, Lourdes Carbajal -la mujer que se apareció en una reunión de la empresa y propuso alternativas no cerrarla- presentará su plan de salvataje.

Carbajal se había aparecido en una asamblea de la empresa realizada en diciembre y, en nombre de un grupo de inversores que prefirió no identificar, propuso la creación de un fideicomiso US$ 1,5 millones para mantener la empresa en funcionamiento. Los trabajadores votaron a favor de este plan, por lo que ahora esperarán a la próxima asamblea para conocerlo en profundidad.

Sin embargo, el sindicato no está de acuerdo con esa propuesta y pidió al Ministerio de Trabajo que se abriera una mesa de diálogo con la Intendencia de Montevideo para rediscutir la posibilidad de que la empresa sea absorbida por el resto de la cooperativas que trabajan en la capital. Si bien esta posibilidad había sido propuesta por la comuna, los trabajadores no habían estado de acuerdo porque el plan dejaba a funcionarios sin trabajo. Ahora pretenden trabajar sobre esa misma idea pero con el objetivo de que nadie se quede sin empleo, dijo Vespa a El Observador. En caso de concretar la mesa de diálogo, el sindicato también presentará un plan de salida en la asamblea del 24.





Populares de la sección