Rajoy busca lograr reelección en España aun con apoyo mínimo

Líder del PP inicia negociaciones y necesita al menos 46 votos opositores
Mientras hasta ahora ningún partido español se mostró dispuesto a llegar a acuerdos con el Partido Popular (PP) para que Mariano Rajoy vuelva a ser elegido presidente del gobierno, el actual jefe del Ejecutivo se mostró dispuesto ayer a buscar "un acuerdo de mínimos" para pactar con rapidez "un gobierno que pueda gobernar", según dijo durante un evento donde se premió a una empresa cervecera española.

El jefe del Ejecutivo español, que hoy inicia una ronda de reuniones con líderes políticos, advirtió ayer que se debe evitar el "disparate" de unas terceras elecciones e instó a conseguir un gobierno estable.

El oficialista Partido Popular de Rajoy ganó las elecciones del 26 de junio al conseguir 137 diputados de los 350 del Congreso español, cifra insuficiente para formar gobierno en solitario por lo que tendrá que pactar con otras fuerzas políticas.

Para conseguir la mayoría absoluta de la cámara con vistas a una investidura Rajoy necesitaría al menos 46 votos más.

El presidente del gobierno español en funciones prevé hablar con todos los grupos políticos, incluidos los independentistas catalanes de CDC y ERC, para sondear la disposición de los diversos partidos a llegar a un acuerdo que facilite su investidura.

Los catalanes de ERC tienen nueve escaños y los de CDC ocho, y esta vez Rajoy quiere hablar con ellos, lo que sugiere una cierta normalización después de meses de conflicto entre el gobierno central y el regional de Cataluña, que con esos dos grupos ha venido impulsando un proceso independentista considerado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Rajoy insistió ayer en la necesidad de que se llegue de forma rápida a un acuerdo que permita "estabilidad política e institucional", según consignó la agencia EFE. En tanto, El País de Madrid sostuvo que las tres prioridades de Rajoy son poder votar cuanto antes en el Parlamento, aprobar el presupuesto del Estado para 2017, fijar el tope de gasto de las Administraciones Públicas y cumplir con los compromisos europeos.

El País de Madrid también informó que el oficialismo español bajará el nivel de las críticas al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) al menos hasta el sábado, cuando ese sector de izquierda resuelva en un congreso su posición final sobre la votación para formar gobierno.

Necesidad

España tiene un gobierno en funciones, y por tanto con limitaciones en su actuación, desde el 20 de diciembre de 2015, cuando se celebraron elecciones generales. De esos comicios surgió un Parlamento muy fragmentado y los partidos no se pusieron de acuerdo para formar un gobierno, por lo que hubo que convocar a nuevas elecciones.

Ahora el PP mejoró sus resultados, con 14 bancas más que en diciembre, mientras que el segundo partido, el PSOE, bajó hasta 85 diputados, cinco menos que en diciembre. No obstante, la situación, de momento, está bloqueada.

Rajoy destacó los datos de creación de empleo de junio conocidos ayer y recalcó la necesidad de mantener las políticas que han permitido avanzar y que, a su juicio, se han demostrado positivas para los españoles, en referencia a las medidas de su gobierno en los últimos cinco años.

El número de desempleados en España bajó en 124.349 personas en junio coincidiendo con el inicio de la temporada turística, aunque 3,77 millones de personas siguen sin trabajo, anunció ayer el ministerio de Empleo.

"El desempleo se sitúa en su cifra más baja desde setiembre de 2009", destacó el ministerio en un comunicado.

En los últimos días muchos dirigentes populares han apelado al PSOE para que permitan un gobierno del PP, ya sea con su apoyo o con la abstención, pero hasta el momento los socialistas han rechazado cualquiera de las dos opciones.

El sábado se reunirá el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido, para fijar una posición al respecto.

Antes, a lo largo de la semana, el líder socialista, Pedro Sánchez, se reunirá por separado con los dirigentes regionales del partido para tratar de llegar a la reunión del sábado con una postura consensuada.

El Parlamento español abrirá sus puertas el 19 de julio y a partir de ese momento podría plantearse un debate de investidura, para el cual el rey Felipe VI tiene que proponer un candidato.

Obama suma otro destino a gira final

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se convertirá esta semana en el primer mandatario estadounidense en visitar España en 15 años. En uno de sus últimos viajes como mandatario, Obama destacará los lazos económicos y la cooperación bilateral en seguridad, un vínculo que se incrementó tras los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001 en Estados Unidos.

Fuente: EFE

Populares de la sección