Rajoy empieza a negociar otra vez pero la oposición se cierra

El PSOE y Ciudadanos se desmarcan del acuerdo propuesto por el PP
El líder conservador español Mariano Rajoy, que ganó con el Partido Popular (PP) las elecciones legislativas del domingo, busca convencer a otros partidos para que lo vuelvan a investir en las próximas semanas.

Rajoy busca tener los apoyos necesarios antes de la instalación del parlamento, el 19 de julio. El dirigente se pondrá en contacto rápidamente con las otras dos formaciones políticas con las que pretende lograr un entendimiento: el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el liberal Ciudadanos.

Contra todo pronóstico, y pese a los innumerables casos de corrupción que pesan sobre su PP, el mandatario de 61 años logró que en las segundas legislativas españolas en seis meses su formación pasase de 123 a 137 escaños en una cámara de 350 diputados.

El PP quedó sin embargo lejos de la mayoría absoluta y necesitará el acuerdo de varios partidos para ser investido. "Hablaré con todas las fuerzas políticas y primero con el PSOE", reconoció.

Pese a haber perdido cinco escaños respecto a diciembre, el socialista PSOE quedó segundo con 85 diputados, evitando ser adelantado por la izquierda radical Unidos Podemos como pronosticaban todos los sondeos.

Busca apoyo

Según el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, Rajoy propondrá un gobierno de "gran coalición", que reuniría el apoyo de 254 de los 350 diputados.

Por tratarse de un sistema parlamentario, son los legisladores quienes eligen al nuevo presidente a través de la representación de fuerzas según la última elección.

El candidato necesita obtener la mayoría absoluta en la primera votación o mayoría simple en la segunda votación. Si no hay votos suficientes, el rey español puede proponer nuevos candidatos. Si no ocurre eso, se disuelven las cortes y hay 54 días para convocar nuevas elecciones.

El proceso

Rajoy quiere comenzar a negociar apenas regrese de Bruselas, donde participará a partir de hoy en un consejo europeo sobre el Brexit.

Después de negociar con los partido, Rajoy sería recibido por el rey Felipe VI, que consulta a los dirigentes de los partidos para saber si creen disponer de los votos necesarios para la investidura y propone su candidatura al parlamento.

Las cámaras quedaran constituidas el 19 de julio. Tras consultar a los partidos, el rey designa a un candidato y prepara su investidura, en un período que no tiene plazo. Luego la candidatura se vota en el Congreso.

Los socialistas españoles descartaron este lunes apoyar "ni por acción ni por omisión" al jefe de gobierno saliente, Rajoy, para formar un nuevo gobierno.

Tras su victoria en las legislativas pero sin mayoría absoluta, Rajoy reclamó su "derecho a gobernar", pero sus adversarios socialistas se seguían mostrando ayer contrarios a facilitar su investidura.

"España necesita (...) ya un gobierno con sólido apoyo parlamentario, un gobierno capaz de generar confianza dentro y fuera de España", dijo Rajoy.

"Los votos del PSOE que hemos recibido ayer son votos para cambiar a Rajoy, para cambiar las políticas injustas, ineficaces, antisociales del PP", dijo el secretario de organización del PSOE, César Luena, a la radio Cadena Ser.

Ciudadanos también descartó una alianza con Rajoy. "No vamos a apoyar ningún gobierno de Mariano Rajoy", dijo Albert Rivera, líder de ese movimiento. Sin al menos la abstención socialista, al PP le costaría alcanzar un acuerdo suficiente, incluso con el apoyo de los 32 diputados del partido de centroderecha Ciudadanos.

Fuente: AFP

Populares de la sección