Reacciones dispares en el agro ante pronóstico de más lluvias

La agricultura será la más perjudicada, pero la fruta ya se cosechó

Las lluvias pronosticadas para los primeros 15 días de abril, que ya afectan la producción agropecuaria, se ajustan a la tendencia climática del trimestre (marzo-abril-mayo), en especial para la zona norte y centro del país, donde habrá un otoño lluvioso.

La previsión para el trimestre fue efectuada por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), que dio cuenta de un período húmedo y lluvioso para los primeros 15 días de este mes.
La situación está asociada a un fenómeno definido como "río atmosférico", que transporta desde el Amazonas la humedad hacia estas zonas, lo que luego con la aproximación de un frente frío se transforma en precipitaciones y tormentas, explicó a El Observador el jefe de Pronósticos de Inumet, Néstor Santayana.

El técnico explicó que las condiciones se presentan dentro de un trimestre que prevé un otoño lluvioso. Se esperan condiciones de lluvias por encima de lo normal al norte y centro del país, mientras que en el resto del territorio nacional se prevén precipitaciones muy cercanas a lo normal.
Los efectos en el agro.

Inumet pronosticó tendencia climática lluviosa para trimestre marzo-mayo

A nivel de la producción agrícola se estima que en la cosecha de soja que ya está comenzando se presentan dos situaciones. En las chacras que están prontas para la recolección la imposibilidad de ingreso de las máquinas cosechadoras puede terminar afectando la calidad del grano, informó a El Observador el presidente de la Mesa Tecnológica de Oleaginosos, Roberto Verdera.

Por otro lado, en los cultivos que vienen demorados se acorta el ciclo, es decir, se cosecharán antes de lo previsto y por lo tanto es posible que afecte el rendimiento de la oleaginosa.

En la granja no se esperan mayores problemas, "los que podrían ocurrir en caso de que las lluvias sean muy excesivas. El clima de lluvias y humedad registrado últimamente regularizó la oferta de hortalizas de hoja con mercadería abundante y baja de precios", recordó a El Observador el productor Remo Di Leonardi.

Explicó además que los rubros manzana, zapallo, zanahoria y boniato no están en riesgo porque en su mayoría ya fueron cosechados y se encuentran en los galpones. En el caso de la manzana aún no cosechada, "de no existir mucho viento, no es afectada por las lluvias. Si las lluvias fueran excesivas podrían afectar la calidad del tomate que se planta a campo, pero la mayoría se planta bajo techo. Además, ya comienza a ingresar al mercado la producción del norte del país", dijo Di Leonardi.

En la actividad ganadera, "si las lluvias son muy frecuentes e intensas podrían afectar la plantación de los verdeos y praderas que se están preparando en este sector. La ganadería de campo no se ve afectada", explicó a El Observador Santiago Lombardo, técnico de la zona centro del Instituto Plan Agropecuario (IPA).

Mientras las temperaturas se mantengan por encima de lo normal, para el ganado "el agua es siempre bienvenida", explicó el técnico del IPA. El estado de los ganados es muy bueno y las primeras informaciones sobre los diagnósticos de preñez "son en general buenas", dijo Lombardo.

En el trimestre diciembre 2015/febrero 2016 llovió 15% por encima de lo normal en todo el país, en especial sobre el norte (Artigas y Rivera) y litoral oeste (Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano), según Inumet.l

Un pronóstico de crecidas en el río Uruguay


Las lluvias ocurridas en los últimos días y las que vendrán en los próximos a ambas márgenes del río Uruguay, "harán crecer el río Uruguay" en ambas márgenes, con posibilidades de provocar inundaciones, aseguró el analista de clima argentino, Eduardo Sierra, quien aseguró que en Gualeguaychú y en Concepción "ya tenemos crecidas".
En declaraciones al programa Tiempo de Cambio, en Radio Rural, Sierra comentó que la región padece "la última parte del fenómeno El Niño (de lluvias por encima de lo normal), que genera imprevisibilidad". El experto argentino explicó que "hay mucha energía" en la atmósfera (vapor de agua y calor que se suman al agua acumulada en los suelos) y graficó el futuro inmediato al decir que habrá que pasar "abril mirando hacia el cielo y deseando que no llueva". Además, pronosticó "clima algo húmedo y cálido" para el resto del año.

Bajo el agua

El Congreso Mundial de Shorthorn comenzó ayer bajo la lluvia en Uruguay con una recorrida a predios que crían esa raza vacuna de carne en San José y Florida. En cada lugar hubo que arrimar los animales a los piquetes cercanos a las casas, como comprobó El Observador en cada caso. El presidente de Shorthorn, Rodolfo Lugaro, recordó que el grupo que recorrerá el país también lo integran 30 criadores extranjeros.