Reclaman que se extienda licencia a las madres de niños prematuros

Uno de cada 10 bebés nace antes de la fecha de parto en Uruguay
Federico nació antes de lo esperado. Tenía 27 semanas de gestación y pesó 970 gramos. "Nadie te prepara para ser madre de un prematuro. Tenés muchas incertidumbres y muchos miedos sobre qué va a pasar", relató a El Observador Andrea Milgran, su madre, quien es la fundadora de la Asociación Uruguaya de Padres de Niños Prematuros (Aupaprem).

La prematurez es una de las causas más importantes de enfermedades en el primer año de vida. La OMS la define cuando un niño nace antes de completar las 37 semanas de gestación.
En Uruguay nacen 47 mil niños cada año, de los cuales 4.400 (9%) lo hacen antes de lo esperado. Esta es una problemática identificada por el Ministerio de Salud Pública, ya que 10% de estos nacimientos vienen acompañados de otras patologías y persiste una alta mortalidad en los que pesan menos de 750 gramos.

4.400 niños prematuros nacen por año, y corresponden al 9% del total de los nacimientos que se registran en el país.

Nueve de cada 10 tiene un buen crecimiento, pero es ese 10% restante el que padece complicaciones, tanto al momento de nacer como en el desarrollo posterior. En ese sentido, cuanto menor es el peso y menor es la edad gestacional, mayores riesgos existen.

Por eso, la Aupaprem reclama desde hace cuatro años por considerar que la licencia por maternidad es insuficiente.

Hoy se realizará un evento en el Parlamento –en el marco del día mundial del niño prematuro– donde propondrán que se modifique el artículo de la ley 19.161 que otorga las licencias por maternidad en el caso de quienes tienen hijos prematuros, que se establece en 14 semanas. La actividad será a la hora 18 en el Pasaje Acuña de Figueroa del Anexo del Palacio Legislativo.

"Hay un artículo, que es el 3, que habla sobre nacimientos prematuros, pero los días no alcanzan", indicó a El Observador Milgran, presidenta de Aupaprem.

"Cuando el bebé está en la unidad neonatal, lo mínimo son dos meses y medio o tres. Algunos pasan ocho, entonces la licencia se agota en cuidados intensivos y cuando le dan el alta, que es cuando la familia tiene que estar, ya no tenés licencia", explicó. Por esa razón en ocasiones pierden el trabajo o deben renunciar para cuidar de sus hijos.

La Aupaprem propone que las 14 semanas comiencen a contar en el momento en que le dan el alta al recién nacido, y que haya una licencia especial mientras que está internado en cuidados intensivos. Es decir recibir el subsidien laboral hasta 14 semanas después de que el bebé salió del hospital.

La propuesta de aumentar las licencias para madres de niños prematuros surgió como iniciativa de la asociación, pero según aseguró la presidenta, tienen el apoyo de profesionales del departamento de neonatología del Pereira Rossell y de senadores, como Verónica Alonso."Esperamos que se haga realidad", indicó Milgran.

Otras problemáticas

Además de las patologías señaladas, los problemas en la visión por alteraciones en la retina, son otra de las complicaciones que suelen aparecer en los niños prematuros. Por esa razón a las cuatro semanas de vida se les realiza el control con un oftalmólogo. En el caso de no recibir un tratamiento, pueden quedar ciegos.

También pueden presentarse complicaciones pulmonares. "Muchas veces son niños que se van a la casa con oxígeno o que están mucho tiempo con oxígeno en las unidades neonatales", dijo a El Observador Celia Migdal, neonatóloga del equipo de seguimiento de bebés prematuros del hospital Pereira Rossell y del Casmu.

La neonatóloga también resaltó que hay patologías que aparecen años después de su nacimiento, como alteraciones en el lenguaje o en el aprendizaje, trastornos del sueño o extrema inquietud en los niños.
De esa manera, resaltó la importancia de los equipos de seguimiento de los niños en las instituciones de salud, desde que egresan del hospital hasta la edad escolar.

"En Uruguay se sigue, pero en pocos lugares porque no están muy institucionalizados los equipos de seguimiento", dijo la experta. Esto permite una detección precoz de esas patologías y un tratamiento temprano de las mismas.

Que un niño nazca antes de lo previsto puede ser producido por varios factores, pero en la mayoría de los casos ocurre en embarazos sin controles.

"En Uruguay todavía tenemos muchos embarazos mal controlados, sobre todo a nivel de salud pública", indicó Migdal.

La hipertensión sin control, las infecciones y la diabetes en las madres son otros de los factores que los provocan. También puede deberse a malformaciones congénitas. La neonatóloga indicó que las fertilizaciones in vitro incrementan las posibilidades de nacimientos prematuros, porque en muchos casos implican embarazos de mellizos, gemelos o trillizos. En los embarazos múltiples es más frecuente que ocurran partos prematuros.

Los expertos en neonatología destacan que en los últimos años Uruguay ha logrado avances tecnológicos que permitieron que aumentara la vida de niños que nacen con bajo peso.
Sin embargo, persisten problemas en el tratamiento de los microprematuros, que son los que pesan menos de 750 gramos. Entre ellos hay una alta mortalidad, ya que tienen mayor riesgo de contraer enfermedades y padecer complicaciones. Solo el 15% sobrevive el primer año de vida.

Populares de la sección