Reclaman por veto de Corte a juicio y marchas contra Maduro

Oposición asegura que manifestaciones son un derecho constitucional
La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reclamó ayer por la sentencia que emitió el martes el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del país caribeño para impedir un juicio político y las marchas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

"Esa práctica que ya la han venido haciendo, la criminalización de la protesta, ahora quieren darle un barniz legal, con una sentencia del Tribunal Supremo", dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, en su programa de radio La fuerza es la unión que se transmite en la emisora privada RCR.

La Sala Constitucional del TSJ anunció el martes que admitió un recurso de amparo presentado por la Procuraduría General contra el Parlamento, de mayoría opositora, por considerar que sus recientes actuaciones se encuentran "al margen de la Constitución".

Con este amparo, el TSJ ordenó al Parlamento "abstenerse de continuar" el proceso de análisis de la responsabilidad del presidente, Nicolás Maduro, en la crisis política, económica y social del país y la "ruptura del orden constitucional".


En el marco de esta decisión se prohíbe, además, la realización de actos que puedan alterar el orden público, "realizar instigaciones contra autoridades y poderes públicos" o cualquier otro acto que viole los "derechos constitucionales" y el "orden jurídico".

El TSJ insistió en que la figura del "juicio político" no está establecida en la Constitución.

La coalición MUD rompió 17 años de hegemonía chavista en el legislativo cuando tomó el control del hemiciclo en enero pasado, tras su triunfo en las elecciones de diciembre de 2015. Desde entonces, casi la totalidad de sus decisiones fueron anuladas por la Justicia.

Torrealba dijo ayer que este amparo responde a una solicitud del procurador Reinaldo Muñoz que, aseguró, ocupa este cargo de manera ilegal por no reunir los requisitos para asumirlo.

La sentencia fue difundida tres días después de que delegados del gobierno y la oposición acordaran, en una mesa de diálogo sobre la crisis instalada con acompañamiento del Vaticano, trabajar por la "normalización" de las relaciones entre los poderes públicos.

Minutos después del anuncio, Maduro lo celebró. "Excelente. El sistema constitucional e institucional de Venezuela está funcionando muy, muy, pero muy bien; funcionando de manera fluida", expresó el gobernante el martes en su nuevo programa musical de radio, La hora de la salsa.

Torrealba dijo ayer que esta decisión de la Justicia "pretende amordazar y amarrar" a Venezuela al intentar prohibir las protestas ciudadanas.

Según el opositor, "la única respuesta que merece esa sentencia" y que ya dio el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, es que no se acatará nada que esté por encima de la Constitución.

"Allí esta la Constitución nacional garantizando el derecho a la manifestación pacífica, ahí está la Constitución nacional garantizando el derecho a la libre expresión", dijo Torrealba.

Fuente: Agencias

Populares de la sección