Reconocen que escolares egresan en condición de "riesgo educativo"

Informe advierte sobre situaciones "problemáticas" de cara a la transición a la educación media
"Riesgo educativo importante". De esta manera califica el informe titulado Monitor Educativo de Enseñanza Primaria. Estado de situación 2015 el egreso de sexto año de escuela de "un conjunto importante de alumnos" que se disponen a ingresar a educación media (liceo o UTU).

El informe elaborado por la División de Investigación, Evaluación y Estadística (DIEE) de la ANEP, fechado en mayo de 2016 y publicado en la página web del Monitor Educativo de Primaria, realiza en su último capítulo Condiciones al egreso de primaria un análisis de la situación en la que los alumnos terminan la escuela. El estudio lo hace a partir de tres variables disponibles gracias a la implementación del sistema Gurí (sistema web que permite llevar una base de datos de los alumnos), que se aplica en las escuelas públicas del país. Las variables son: la extraedad acumulada en primaria, la asistencia y las calificaciones de promoción en ese grado.

"Estas características interesan por sí mismas pero, sobre todo, en relación al momento de la trayectoria escolar en la que se encuentran estos alumnos, en particular, a la incipiente transición hacia la educación media básica y a las complejidades que este cambio institucional y curricular comporta para los alumnos", señala el informe.

Justamente uno de los grandes problemas que registra el sistema educativo es la pérdida de alumnos en el pasaje de un ciclo a otro. Según las estadísticas oficiales, un tercio de los alumnos abandonan sus estudios en el traspaso de la escuela al ciclo básico, otro tercio se pierde en el pasaje del ciclo básico a bachillerato. De hecho, si bien en 2015 la repetición en sexto año de escuela se ubicó en el entorno del 1%, en primer año de ciclo básico la no promoción ascendió a 28,2%.

A esto se le suman los altos índices de repetición en educación media, índice que igualmente ha descendido en los últimos años. En 2015, la no promoción en ciclo básico de secundaria se ubicó en 26,8%, cuando en 2009 ascendió a 31,6%. Por su parte, en primaria el índice de no promoción viene en descenso desde hace más de diez años. En el año 2000, la repetición en las escuelas públicas del país trepaba a 10,3%. Sin embargo, en 2015, solamente repitió el 5% de los escolares.

En este sentido, desde hace ya algunos años se ha instalado la discusión respecto a dónde está el origen de los malos resultados: en primaria con un sistema permisivo de pasaje de grado o en educación media con las complejidades que supone. Hasta el momento, las autoridades de ANEP no han dado respuestas certeras al respecto. El presidente de la ANEP, Wilson Netto, ha señalado en alguna oportunidad que el problema está en la universalización de la educación media, lo que hace que asistan a ellos segmentos de población que antes no lo hacía, y tienen un bagaje cultural más restringido.

Extraedad

El informe de la DIEE de la ANEP señala que si bien las tasas de repetición en sexto grado desde hace años constatan valores descendientes, "una parte importante de los alumnos culmina el ciclo primario en condiciones que podrían considerarse problemáticas de cara a la transición a la educación media".

El estudio expone que en 2015, el 28,6% de los alumnos de las escuelas públicas (12.512) llegó a sexto año con al menos un año de extraedad acumulada debido a eventos de repetición en años anteriores. Por ende, iniciaron la educación media con rezago escolar. De hecho, días atrás el monitor educativo de Secundaria reveló que cuatro de cada 10 estudiantes de ciclo básico tienen extraedad y corren más riesgo de desvincularse del sistema educativo que el resto de sus pares.

El estudio de la DIEE señala que la mayor parte de los alumnos que llegan al último año de primaria con extraedad lo hace con un año de rezago escolar (20,9%), el 6,3% lo hace con dos años y el 1,4% con tres años o más. A su vez, se destaca que el fenómeno de extraedad varía según el contexto sociocultural. En las escuelas del quintil 1 (20% más pobre de la población), el porcentaje de niños que llega a sexto año con extraedad asciende a 43%. No obstante, en el quintil 5 (20% más pudiente) el índice desciende a 16%. "Un cifra que debe considerarse, de todos modos, alta", afirma el documento.

28,6% de los alumnos llega a sexto año con al menos un año de extraedad acumulada. En consecuencia, iniciarán educación media con rezago

Inasistencia y calificación

La DIEE afirma que las inasistencias que registran los alumnos en sexto de primaria es otro factor de riesgo. De hecho, el informe señala que la inasistencia en el sistema de primaria se trata de un "problema de carácter estructural". De hecho, en 2015 la asistencia insuficiente (la cantidad de escolares que asistieron a clase entre 70 y 140 días a clase de 180 días previstos en el año) ascendió en Montevideo a 16%. En el interior llegó a 5,1%.

El problema replica también en Secundaria. Días atrás, El Observador informó que la mitad de los alumnos de Ciclo Básico falta casi un mes a clase.

El informe de la DIEE señala que casi el 27% de los alumnos que en 2015 egresaron de la escuela faltaron ese año a clase más de 20 días. De estos, el 10% tuvo entre 21 y 25 inasistencias, el 6% faltó entre 26 y 30 días y 11% se ausentó más de 30 jornadas.

Además, tal como sucede con la extraedad, las inasistencias están altamente asociadas al nivel sociocultural de las escuelas. En el quintil 1, apenas el 30% de los alumnos faltó 10 días o menos, mientras que el 19% se ausentó más de 30 días. En las escuelas del quintil 5, este último porcentaje es 6%.

La última variable que toma el informe es la calificación de egreso. Al respecto, el informe expresa que si bien en sexto año de escuela, la repetición es mínima, uno de cada cinco alumnos (21%) promueve ese año con la calificación mínima (Bueno). Otro 18% lo hace con BMB.

Como en las otras variables estudiadas, el fenómeno varía según el contexto sociocultural. En el quintil 1, los alumnos que promueven con Bueno llegan a 30%. En tanto, los que aprueban con BMB sube a 20%. No obstante, en el quintil 4 los escolares que promueven con Bueno y los que lo hacen con BMB se equiparan en 18%. Mientras que en el quintil 5, los que aprueban con Bueno asciende a 12% y los que los hacen con BMB, a 15%.


Florit: "No calificaría de riesgo educativo" el egreso

El consejero Primaria, Héctor Florit dijo a El Observador que él "no calificaría de riesgo educativo" la situación de egreso de los alumnos de sexto año de escuela. Explicó que al no existir en Primaria una evaluación de aprendizajes vinculada directamente a la calificación de egreso esta realidad es difícil de medir. "Al no tener estándares objetivos de evaluación, no me animo a decir que un Bueno implica necesariamente un riesgo", manifestó. Agregó que "la calificación es un componente profesional y subjetivo por parte del maestro".

En cuanto a la extraedad, señaló que esta tiende a mejorar en la medida que disminuye la repetición y el tránsito por Primaria. Adelantó que Primaria hace tiempo que viene trabajando para mejorar la adquisición de aprendizajes. Mencionó la elaboración de los perfiles de egreso y de materiales de estudio y la formación en servicio de los maestros.

Populares de la sección

Acerca del autor