Récord de faena genera caída del stock de vacas

Se frena la tendencia a la baja del precio de la hacienda con el novillo en US$ 2,80/kg
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Las vacas alcanzaron el récord del año en la faena semanal, con 26.184 hembras faenadas. Sumando las dos últimas semanas, superan las 52 mil cabezas, el máximo desde diciembre de 2011. En noviembre las vacas sacrificadas treparon a 106.605 cabezas, la mayor faena mensual desde diciembre de 2010.

El stock de vacas de cría lleva dos años consecutivos cayendo, desde el pico de 4,26 millones en 2014 –que fue el máximo en 14 años– hasta 4,17 millones en 2016.

La caída del precio de exportación de la carne y en particular del ganado gordo, parecen ser una causa principal. Por más que la relación flaco gordo se encuentra en 1,38 favorable a la cría, la caída en el precio del gordo termina generando una caída en el stock de vacas.

En el mercado del gordo, la tendencia a la baja se frenó. La propuesta de precios de la industria se mantiene en nivel similar al que se concretaron los últimos negocios y las entradas se acortaron para los nuevos negocios a 10 días. La oferta pone resistencia a tomar posición de venta y tiene expectativa de obtener mejores precios. Dependerá de la situación del mercado. Hasta tanto la industria no agote su reservas de compras, es difícil que haya movimientos en el precio.

La referencia para el novillo está en US$ 2,80 y para la vaca en US$ 2,55 por kilo en cuarta balanza, con alguna planta que ofrece algún centavo más cuando necesita, con una operativa pesada, porque la demanda está comprada y la oferta no está interesada en cerrar negocios a estos valores.

En el mercado de la carne ovina, hay dificultades de colocación en categorías adultas y mayor fluidez para corderos, con menor avidez que semanas anteriores. Las entradas para corderos son inmediatas y para adultos van hasta enero. La referencia de precio para el cordero se ubica en US$ 3,40 por kilo y para el cordero mamón en US$ 3,51 por kilo.

En la reposición algunos valores están disociados con el valor del gordo.

En los remates de pantalla de la semana, los precios de reposición suponen que el invernador está esperando una suba de precio a la hora de vender. Si se cumple la lluvia proyectada debería haber un cambio de tendencia que compense la expectativa de los productores.

En la semana en el remate de Lote 21 hubo caída de los precios frente al remate anterior. Los terneros de más de 140 kilos promediaron US$ 2,07 con una baja de 3,27%; los terneros generales cayeron 4,61% a US$ 2,07; los novillos de 1 a 2 años menos 1,70% a US$ 1,73; los novillos 2 a 3 años US$ 1,54 menos 3,14%; los novillos más de 3 años US$ 1,41 una baja de 6,62%; las vacas de invernada US$ 1,12 cayeron 4,27%; y las piezas de cría US$ 333,11 con un pérdida de 1,29%. En el de Plazarural los terneros promediaron US$ 2,05 por kilo, una suba de 2% desde el remate anterior; los novillos de 1 a 2 años US$ 1,63 con una caída de 10%; los novillos de 2 a 3 años subieron 0,6% a US$ 1,63; y los novillos de más de 3 años US$ 1,38 bajaron 6,7%.

La faena semanal de bovinos está en niveles que no se veían desde diciembre de 2010. En la semana descendió 2,3% hasta 54.473 cabezas, 11% por encima en la comparación interanual.

La faena de novillos trepó a 27.257 cabezas, una baja de 6% en la semana y está 27% por encima en la comparación interanual. Es la tercera semana que los novillos está por encima del 50% de la faena, lo que marca la preferencia de la industria para abastecer la faena kosher. Es la mayor faena de novillos luego de la semana anterior, desde mayo de 2014.

El precio por tonelada de carne exportada alcanzó a US$ 3.437 por tonelada. El acumulado anual hasta el 10 de diciembre, tocó los US$ 3.402, un 10,2% menos en la comparación interanual, que fue de US$ 3.787. El precio de exportación de la carne ovina llegó a US$ 4.607 por tonelada. El acumulado de la carne ovina de enero a diciembre de este año alcanzó a US$ 4.235 por tonelada, un 8,9% menos que en igual período de 2015, cuando alcanzaba US$ 4.647.

El clima y la posición comprada de la industria jugarán un rol fundamental en la formación de un nuevo equilibrio de precios, en el último tramo del año.