Recrudece tensión en Cisjordania luego del ataque de un palestino

Incidente ocurrió luego de que Israel anunciara ampliación de colonias
Dos días después de que Israel anunciara la construcción de 2.500 nuevas viviendas en Cisjordania ocupada, la tensión recrudeció en esa conflictiva región cuando un palestino intentó atropellar ayer a un grupo de personas que esperaba en una parada de autobuses, tras lo cual fue abatido por fuerzas de seguridad israelíes.

No hubo ningún herido israelí, precisó una fuente castrense, quien agregó que el intento de ataque tuvo lugar cerca de una colonia ubicada al sureste de Ramala.

"Un palestino lanzó su vehículo contra una parada de autobús a la entrada de (la colonia de) Kochav Yaakov" informó el comunicado.

"En respuesta a la amenaza inminente, las fuerzas dispararon contra el atacante, lo que provocó su muerte. Se halló un cuchillo" explicó.

Una portavoz explicó que en la parada del autobús había dos soldados y civiles.

La Media Luna Roja palestina identificó al atacante como Hussein Abu Ghosh, de 24 años, del campamento de refugiados de Qalandia, entre Jerusalén y Ramala.

Un periodista de AFP en la escena del ataque vio el vehículo del atacante acribillado a balazos.

Se hallaba ante la parada del autobús, justo a la entrada de la colonia, explicó.

Además, un palestino disparó contra un retén militar cerca de la aldea de Abud, al noreste de Ramala, informó otro comunicado.

En este caso, las tropas dispararon e hirieron al asaltante, que fue curado en el lugar de los hechos, según el ejército israelí. No se informó de heridos.

Motivo de controversia

La colonización de Cisjordania ocupada y de Jerusalén Este por Israel ha sido fuente de controversias desde hace casi 50 años.

Son pueblos y ciudades construidos en territorios conquistados por Israel durante la guerra de los Seis Días, en 1967, en los que viven civiles israelíes.

Israel empezó a establecer una red de colonias en toda la Cisjordania ocupada a partir de los años 1970 y siguió extendiéndola tras los acuerdos de Oslo de 1995, que dividieron esos territorios en zonas israelíes y palestinas.

Actualmente, unos 430 mil colonos israelíes viven en Cisjordania ocupada, junto a 2,6 millones de palestinos.

Más de 200 mil israelíes viven en barrios de colonización junto a 300 mil palestinos en Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad santa que Israel ocupa desde 1967 y anexionó en 1980.

Los palestinos quieren convertirla en la capital del Estado al que aspiran.

Unos 30 mil colonos israelíes viven también en la zona de los altos del Golán, que Israel conquistó a expensas de Siria en 1967 y después anexionó.

Israel salió en 2005 de la franja de Gaza y desmanteló las colonias existentes en ese lugar.
La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la mayoría de la comunidad internacional consideran ilegales las colonias israelíes en Cisjordania ocupada y Jerusalén Este.

De hecho, la ONU había denunciado el martes las acciones "unilaterales" de Israel por su intención de aumentar la construcción de viviendas en los territorios ocupados.

Muchos colonos israelíes se instalaron en Cisjordania y Jerusalén Este buscando viviendas más baratas que en territorio israelí.

El gobierno los alienta a instalarse en colonias que se convirtieron en verdaderas ciudades como Ariel, Maale Adumim o en aquellas destinadas a los judíos ultraortodoxos, como Beitar Ilit y Modiin Ilit. Para muchos judíos nacionalistas religiosos vivir en las tierras bíblicas de Judea y Samaria –el nombre que los isralíes dan a Cisjordania– implica el cumplimiento de una promesa divina.

Cientos de ellos viven así cerca de la Tumba de los Patriarcas en Hebrón, un lugar sagrado para los judíos y los musulmanes y uno de los lugares donde más se focaliza la violencia entre israelíes y palestinos.

Los palestinos consideran las colonias israelíes como un crimen de guerra y un obstáculo mayor para la paz.

Quieren que los israelíes se retiren de todas las tierras que ocupan desde 1967 y que desmantelen todas las colonias.

Israel y la Liga Árabe

Israel descarta un retorno a las fronteras anteriores a 1967, pero está dispuesto a retirarse de algunas partes de Cisjordania para anexar los mayores bloques de colonias, donde vive una mayoría de colonos.

En tanto, la Liga Árabe denunció el "desprecio" de Israel por la comunidad internacional, al día siguiente del anuncio de construcción de nuevas viviendas en territorios palestinos.

El anuncio "confirma el enfoque del gobierno israelí, pleno de desprecio y desafío (a la comunidad internacional) dijo el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit.

Fuente: AFP

Populares de la sección