Refuerzan controles en la frontera ante supuestas amenazas de narcos brasileños

El Ministerio del Interior alertó a las jefaturas fronterizas ante la posibilidad de actuación del Primer Comando de la Capital

El Ministerio del Interior alertó a las jefaturas fronterizas sobre una posible amenaza del grupo criminal brasileño Primer Comando de la Capital (PCC), informó El País. Una fuente del Ministerio del Interior dijo a El Observador que se trata de una comunicación "no confirmada" en la que se alertaba de que el comando "podría tomar acciones de alto nivel de peligrosidad tanto en Brasil como en frontera con Uruguay".

Además, explicó que ante ese mensaje se mandó "una comunicación interna" a las cuatro jefaturas de la frontera para que reforzaran los controles, pero que el objetivo no era generar alerta en la población porque aún "no hay información concreta".

El PCC de San Pablo libra una batalla contra su rival Comando Vermelho –de Río de Janeiro-, por el control de tráfico de cocaína en el país norteño que ha dejado un centenar de muertos en cárceles de ese país. Según el diario O Estado de Sao Paulo, las otras 25 facciones criminales que actúan en el gigante sudamericano tomaron partido por uno u otro grupo en este enfrentamiento.

La fuente dijo que se analiza poner en marcha el llamado Plan Gavilán, un operativo para incrementar los controles en la frontera que se llevó adelante durante el mundial de fútbol de 2014, y en 2016 por los Juegos Olímpicos. Como parte de ese plan, la Policía de Tránsito montó puestos de control fijos en la frontera y también "controles sorpresivos" en caminos secundarios y rutas en los departamentos que tienen frontera con Brasil (Artigas, Rivera, Cerro Largo y Rocha). A su vez, las Direcciones de Información e Inteligencia y de la Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, apoyaron las tareas de control fronterizas, al tiempo que se realizaron inspecciones a hoteles y pensiones para verificar información sobre personas requeridas o sospechosas.

El informante agregó que Brasil "tiene un problema enorme con la rivalidad entre bandas que no es nuevo" y aclaró que el comunicado "no habla de un ataque inminente ni de peligrosidad, sino de información de tráfico de armas". "Tampoco se especifica si los ataques van a ser en el exterior o en Brasil", dijo la fuente.