Refuerzan custodia de plantaciones de marihuana por intento de robo

La Policía adoptó la medida luego del hurto frustrado del pasado jueves
Las empresas que plantan marihuana y la Policía superan algunos obstáculos en la etapa final de la primera cosecha de cannabis. El clima jugó este otoño una mala pasada para los productores, mientras que un intento de robo registrado en la noche de este jueves obligó a la Guardia Republicana a reforzar la custodia del predio.

Las dos empresas que ganaron la licitación pública para plantar marihuana en terreno estatal para vender en farmacias propusieron utilizar los mismos invernaderos, que se importan de España. Ante la demora del proceso licitatorio y los plazos de importación, el gobierno planteó a las empresas instalar invernaderos provisorios para que la cosecha llegue a las farmacias este año. En esos invernaderos provisorios se cosecharon las primeras flores que hoy están en un proceso de secado. Esta primera cosecha se vio afectada por el clima y por las condiciones de los invernaderos, informaron fuentes vinculadas a la producción a El Observador. Si el clima hubiese sido mejor, o los invernaderos óptimos, la cantidad de marihuana cosechada hubiese sido superior.

Las empresas cosecharon el mes pasado 300 gramos por cada planta, informó el portal Ecos. La ola de calor en verano, las lluvias de abril y el frío excesivo de mayo y junio afectaron la producción, informaron las fuentes. Con los nuevos invernaderos que se están instalando, las empresas esperan aumentar la producción por planta.

Mientras que en los invernaderos que llegaron desde España (que se están instalando) se puede regular la temperatura y la humedad de forma automática, en los provisorios donde crecieron las primeras plantas no era posible esta regulación de temperatura y humedad.

A estos contratiempos climáticos y de infraestructura se sumó en las últimas horas un intento de robo que alertó a las empresas y a la Policía, informó Subrayado.

Intento de robo

Un guardia de seguridad de una empresa privada detectó este jueves roturas en el vallado perimetral del predio y en la pared de nylon de uno de los invernaderos, por lo que pidió apoyo a la Policía. "Cuando los policías llegaron, los intrusos ya se habían dado a la fuga", explicó a El Observador el director de la Guardia Republicana, Alfredo Clavijo. "No había indicios de que se hubieran llevado algo", agregó el jerarca.

De todas maneras, a partir de este intento de robo de plantas, la Policía resolvió incrementar la seguridad en el terreno de 10 hectáreas. "Vamos a poner personal a caballo para reforzar la guardia y recorrer el predio porque con el agua que hay no se puede recorrer a pie", aseguró Clavijo.

El predio estatal donde se cultiva la marihuana que se venderá en las farmacias, ubicado a tres kilómetros del Penal de Libertad, en el departamento de San José, era custodiado por seis policías de la Guardia Republicana por turno. Además, los invernaderos cuentan con seguridad privada.Cuatro policías por turno custodian a pie desde ayer el predio mientras que otros cuatro lo hacen a caballo.

Por otra parte, el reparto de la marihuana en las farmacias queda en manos de las empresas. Por lo tanto, la custodia de las remesas también será privada. Las personas que se registren en los locales de El Correo podrán comprar hasta 10 gramos de marihuana por semana.

El robo de plantas (o el intento en este caso) no es una novedad para los cultivadores. De hecho, algunos activistas han invitado a los autocultivadores a registrarse para poder denunciar ante la Policía los hurtos. El protocolo de actuación policial aprobado por el Ministerio del Interior establece que "las plantas de cannabis, marihuana cosechada, artefactos destinados al cultivo y consumo son propiedad privada y como tal están protegidos por la legislación vigente". De todas maneras, este fue el primer intento de robo en el predio estatal.

Populares de la sección