Reingreso de alimentos locales a Argentina aún enfrenta rezago

Los empresarios son optimistas en mejorar el acceso para sus productos a futuro
Los industriales uruguayos que exportan alimentos a Argentina están retomando lentamente su ingreso a este mercado, aunque aún persisten algunas trabas burocráticas que impiden un funcionamiento óptimo y fluido como supo tener ese destino antes de las distorsiones que provocó el kirchenerismo sobre las importaciones para ese grupo de bienes.

En diálogo con El Observador, el director de operaciones de comercio exterior de la Cámara de Industrias (CIU), César Bourdiel, comentó que la gremial ha realizado "dos relevamientos" con los industriales que exportan a ese destino en 2016 para tener un panorama de cómo están los negocios con ese mercado. El ejecutivo –que habló ayer con El Observador en el marco del lanzamiento de la Confederación de Cámaras Empresariales (ver aparte)– indicó que por ahora sigue primando el concepto de un "moderado optimismo" en que las condiciones de acceso puedan mejorar, aunque precisó que aún persisten algunas trabas burocráticas que impiden un comercio fluido.

Si bien se eliminaron las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), las licencias de importación automáticas, para las cuales la Organización Mundial del Comercio (OMC) permite un plazo máximo de 30 días, en algunos casos se exceden de ese límite. De todas formas, se está lejos de los importantes rezagos que los industriales uruguayos sufrieron bajo el segundo mandato de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner hasta fines de 2015.

En base los datos que la CIU recoge con sus asociados, luego eleva esa información a la cancillería uruguaya para que haga gestiones diplomáticas para intentar acelerar los tiempos de acceso a Argentina. Está previsto que en las próximas dos semanas la gremial de los industriales realice un nuevo relevamiento para evaluar el desempeño de las exportaciones a la vecina orilla.

Por su parte, el gerente general de Bimbo Uruguay, Rafael López, dijo ayer a El Observador que el acceso al mercado argentino "está evolucionando mejor cada día" y aunque subrayó que la burocracia sigue siendo un tema "difícil", en la vecina orilla "hay más voluntad de hacer las negociaciones".
Lopez indicó que de cara al segundo semestre la empresa tiene en marcha un "presupuesto de exportación mucho más agresivo" tomando en cuenta la "buena voluntad" del gobierno argentino. Bimbo Uruguay retomó las colocaciones a ese mercado y cerró negocios de venta de la golosina Ricardito y de barras de cereal. "Por ser una empresa básicamente panificadora siempre tendemos a exportar los productos que tengan mayor larga vida. Si analizamos lo que pasó en el primer trimestre versus el segundo, mejoró; el tercer trimestre versus el segundo también. Creemos que esto tiene que agarrar más fuerza", consideró el ejecutivo.

El presidente de la Cámara Industrial de Alimentos, Juan Pablo Speranza, explicó que el proceso de reingreso al mercado argentino avanza paulatinamente y todavía "no ha logrado" la fluidez que los empresarios esperan para ingresar a ese destino comercial.

Argentina aspira a mayor competencia

El gobierno argentino analiza por estas horas la posibilidad de poner en macha una "Ley de Góndolas" similar a la que rige en Ecuador para impulsar la venta de productos provenientes de economías regionales (de Argengina) y pymes en los supermercados. "Estamos analizando con (el Ministerio de) Producción un esquema que se aplica en Ecuador, la ley de góndolas, para darle cabida a productos de economías regionales y pymes e instaurar la competencia", reveló el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay. (El Cronista).

Megagremial para tener más peso en propuestas

Con la cúpula del gobierno en el interior del país por el Consejo de Ministros que se desarrolló en Fray Bentos, la Confederación de Cámaras Empresariales –que reúne a 20 gremiales del país– realizó ayer su presentación oficial en el hotel Sheraton. Al término de la ceremonia, su titular, Diego Balestra, dialogó con la prensa y se encargó de subrayar en más de una oportunidad que el objetivo de la nueva agrupación de empresarios es no abordar la coyuntura sino los "grandes temas" del mediano y largo plazo que atraviesan las preocupaciones del empresariado uruguayo. Para Balestra es clave tener un "grupo unido" de emprendendores que "piense, dé propuestas y planté soluciones" para los desafíos de largo aliento que tendrá el país. Ante la consulta de por qué surgió ahora este impulso de agrupación, el ejecutivo recordó que es un proceso de larga data que comenzó a gestarse en la década de 1980, y que luego de un proceso de "aprendizaje" y "limar" ciertas diferencias, se estaba en condiciones de dar este nuevo paso. "Hay una carta de integración y un camino. Esperamos que los empresarios nos demos cuenta de la importancia de estar unido a los efectos de potenciar las propuestas", finalizó.


Populares de la sección