Reino Unido podría restringir la permanencia de ciudadanos comunitarios antes del brexit

El objetivo es frenar la posible llegada masiva de inmigrantes europeos ante el eventual cierre de fronteras

El ministro británico David Davis aseguró este domingo que su gobierno podría bloquear la permanencia en el país de los ciudadanos de la Unión Europea que lleguen antes de abandonen formalmente el bloque comunitario.

Davis reiteró que su gobierno tendrá que actuar con determinación para frenar la posible llegada masiva de inmigrantes europeos ante el eventual cierre de sus fronteras, pues toda vez que se establezcan en la isla, reconoció, podrían acogerse al derecho de libre circulación de personas contemplado por Bruselas.

"Quizá tendremos que abordar este asunto. Existen varias opciones", explicó Davis al dominical Main on Sunday, en referencia a las negociaciones que mantendrá Londres con Bruselas para establecer un nuevo marco de relaciones tras el brexit.

De momento, la primera ministra británica, Theresa May, ha sugerido que ni siquiera los ciudadanos de la UE que ya residen en el Reino Unido podrían tener asegurado su derecho a la permanencia indefinida en este país, una posición por la que ha sido duramente criticada.

"Tal vez tengamos que plantear que ese derecho solo se aplica a los llegados en una fecha determinada. No obstante, tendremos que tomar decisiones basadas en la realidad, no en la especulación", declaró Davis.

El ministro "tory" reiteró que el equipo negociador de May tratará de obtener un "acuerdo generoso para los inmigrantes de la UE que ya estén aquí" y para los ciudadanos británicos que residan en algún país del club comunitario.

Asimismo, volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que Bruselas acepte mantener al Reino Unido dentro del mercado único y, al mismo tiempo, suspenda el acuerdo de libre circulación de personas entre ambos bloques.

"Todo el mundo -arguyó- está tomando posiciones de salida. Por supuesto, nos estamos poniendo duros. Si estuviese negociando la compra de una casa o un coche mi primera oferta no sería la última, ¿verdad?".

Tras tomar las riendas del Gobierno británico, May desveló la pasada semana el núcleo duro de su equipo, que incluye un departamento específico para el brexit y pone la cartera de Exteriores en manos de Boris Johnson, abanderado conservador de la salida del Reino Unido de la UE en el referéndum del pasado 23 de junio.

Además de Johnson, la unidad para negociar la ruptura con Bruselas estará bajo el control del euroescéptico Davis, veterano diputado "tory" que ya disputó el liderazgo del partido a David Cameron en 2005.

Este departamento del brexit lo completa Liam Fox, el nuevo ministro de Comercio Internacional, quien tiene la tarea de encontrar socios comerciales globales para su país tras este divorcio.


Fuente: Expansión

Populares de la sección