Remate de campo en Paysandú, una oportunidad única en el mercado

La venta de una unidad productiva de arándanos se posiciona como un negocio ideal para los inversores
La venta de un campo de 339 hectáreas donde se desempeña una unidad productiva de arándanos en el paraje de Chapicuy (Paysandú), se posiciona como una de las actividades judiciales más importantes del semestre en el mercado local.

Dadas las características de esta venta y de la unidad productiva a ser subastada, El Observador recogió la opinión de agentes que se desempeñan en el sector inmobiliario-agropecuario en el norte del país y de un representante de la Asociación Nacional de Rematadores.

Diego De Maria, integrante del Escritorio Agro Negocios (Paysandú), opinó acerca de esta venta que es un momento "más que oportuno" para que los compradores apuesten por la inversión de inmuebles y/o emprendimientos. Explicó que si bien a este campo se le puede aprovechar también con otros proyectos que no sea relacionado a los arándanos, tiene un potencial muy importante, lo cual es un plus para quien resulte mejor postor.

El empresario si precisó que en la actualidad, el mercado en general demuestra tener menos capital y también los compradores están más cautos y precavidos en general, aunque reconoció que el inversor de hoy apuesta cuando busca y obtiene a cambio una rentabilidad importante.

El agente inmobiliario Juan Carlos Münztell, propietario de una inmobiliaria en Paysandú y uno de los rematadores que estará al frente de la actividad, dijo que hay una expectativa muy grande con esta venta y que ha recibido varias consultas desde Argentina.

El operador inmobiliario explicó que "si bien se atraviesa en general un momento" difícil, esta oportunidad la considera "tan única como puntual", y que la existencia de inversores interesados hace que el remate adquiera aún más trascendencia.

"Este campo está para ser explotado, e incluso se pueden trabajar unas 200 hectáreas más, aparte de las 339 que ya conforman el establecimiento. Sus instalaciones y edificaciones están en condiciones excelentes y eso también suma", dijo el rematador.

El dueño de Müntzell Propiedades agregó que el valor que hoy puede tener esta unidad productiva de arándanos es importante, ya que desde que sus dueños comenzaron el emprendimiento hasta la actualidad se invirtieron varios millones de dólares. De todas maneras, Juan Carlos Munztell señaló que hay que esperar a conocer cual es la respuesta del mercado.

Por su parte, el rematador y presidente de la Asociación de Rematadores, Mario Stefanoli, opinó también sobre esta subasta. "Es uno de los remates más importantes de los últimos tiempos, esto por las características de la unidad. Se trata de un establecimiento con tecnología moderna sistema de riego y sistema anticongelante para las plantas. El arándano es un fruto delicado que implica un proceso cuidadoso para su cosecha", dijo el directivo.

Consultado sobre las expectativas que tiene para este remate, comentó que sabe que se trata de una unidad con un valor importante y que sería positivo que pueda reactivarse la actividad económica que genere trabajo para los pobladores de la zona y los departamentos cercanos.

Venta

La actividad es el jueves 26 a la hora 15 en el Gran Hotel Paysandú, en 19 de Abril 958, en la ciudad de Paysandú, en Paysandú. Por consultas, los interesados pueden comunicarse con los rematadores a los teléfonos 099 723 496 o 099 725 049.

Acerca del autor