Remersaro sobre destitución: la situación irregular "era de mi absoluta ignorancia"

La exjeraca dio su versión sobre el hecho por el que fue removida de su cargo
Laura Remersaro, exjerarca del Ministerio de Economía, dijo en una entrevista telefónica con El Observador que tomó conocimiento hace 11 días de la existencia de un prostíbulo clandestino en un apartamento que le pertenece y que, ni bien se enteró, tomó cartas en el asunto para sacar a las personas que allí estaban. "El apartamento es mío. Las imágenes que difunde el informativo (Subrayado) ayer son la primera vez que las veo. Y me entero de la situación el 30 de junio, cuando el Departamento de contralor social me contacta para decirme cuál era la situación".

El Ministerio de Economía y Finanzas decidió destituir a la funcionaria pública, que trabajaba en la Contaduría General de la Nación, apenas se dio a conocer la noticia. "Era una situación incompatible con el cargo y no se podía permitir de ninguna manera", explicó una fuente del gobierno a este medio. Lo que sigue es la entrevista que El Observador mantuvo con Remersaro.

¿El 30 de junio fue la primera vez que usted tomó noticia de lo que estaba sucediendo ahí?
No, el 30 de junio es cuando el Departamento de contralor social me informa de la situación y sobre esas imágenes. Entonces, yo tomo el asunto y el viernes, (antes de) ayer, el apartamento ya estaba deshabitado.

¿El apartamento ya estaba deshabitado ayer (por el viernes)?
Exacto.

Lo que dicen los vecinos, en la noticia que difundió Subrayado, es que esta situación lleva un año.
Lo que pasa es que no sé qué vecinos, porque toda la noticia que difunde ayer Subrayado es una noticia sin ninguna persona que dé la responsabilidad, un vecino que diga quién es. Las cámaras están desde el mes de febrero y esto aparece cinco meses después. Unas cámaras que están en el hall de entrada y esto cinco meses después se presenta. Cuando los vecinos me contactan en diciembre, la situación no era esa, la situación era por la persona que estaba viviendo con sus dos hijas y su madre, y entendían que entraba y salía mucho del edificio. Eso es lo que a mí se me comunica en diciembre. De ahí hasta ayer no tengo ningún otro contacto. Ningún abogado, ningún vecino se contactó conmigo.

Cuando usted se enteró de lo que sucedía en el apartamento, ¿qué fue lo primero que atinó a hacer? ¿Cuál fue su acción?

Cuando el 30 de junio el Departamento de contralor social en Jefatura de Policía me comunica y me informa lo que está pasando, inmediatamente tomo cartas en el asunto y en cinco días, con el fin de semana en siete días, el apartamento –como le comuniqué– ayer (por el viernes) ya estaba vacío.

¿Usted hizo una denuncia o prefirió canalizarlo por su cuenta?

No, vivía una señora con sus dos hijas, y la Policía lo que me planteó es que esa era una situación sumamente irregular, algo que comparto plenamente. La situación era absolutamente irregular y era de mi absoluta ignorancia. Cuando tomo conocimiento manifiesto que esta persona se tiene que ir a quien gerenciaba el apartamento. Yo nunca conocí a esta persona, solamente tenía de oído que tenía dos hijas y vivía con la madre. Yo no la conozco, no la conocía. Lo que hice fue tomar el asunto entre mis manos y sacarla, pedirle que se fuera.

¿Pero no hizo una denuncia a la Justicia?
No, no hice ninguna denuncia a la Justicia. Tampoco el Departamento de contralor social me dijo que lo hiciera. Me dijo al revés, que no hiciera nada, que ellos estaban con el tema entre manos por el caso de la menor. Luego, en cuanto a la situación de las imágenes públicas, yo no las conocía, nunca me fueron avisadas por parte de la administración y, por lo tanto, lo mío fue una sorpresa de la situación que se estaba viviendo en el edificio, que no tenía conocimiento.

¿El apartamento lo prestó o lo alquiló?
El apartamento es de mi familia. Es un apartamento que yo aprecio mucho y que nunca supe qué íbamos a hacer con él. Siempre estuve en conversaciones con mis hijos y mi familia para ver qué íbamos a hacer. Lo tenía una persona de mi amistad, que era quien se encargaba de los gastos del apartamento.

¿Cómo tomó el hecho de que la echaran de su cargo una vez que se dio a conocer esta noticia?
Yo respecto del tema... la persona que me gerenciaba el apartamento no tiene nada que ver con esta persona que vivía con sus dos hijas en el apartamento. La persona que gerenciaba el apartamento se encargaba de todas las cuentas, yo no tenía los tiempos. Respecto a la noticia que usted me dice, no me voy a expresar. Las autoridades han manifestado su voluntad y yo no tengo ninguna opinión.

¿Usted cree que fue justa su destitución?

No voy a emitir ninguna opinión sobre la decisión de las autoridades.

¿Quién le comunicó que estaba destituida?
Ese es un tema de resorte interno. Las autoridades lo hicieron público y eso es lo que importa. Yo deslindo una situación política en mi gestión con una situación personal que efectivamente estoy sufriendo, visto mi desconocimiento de la situación, y eso es lo que yo tengo para decir. No tengo ningún conocimiento de qué sucedía en el apartamento ni de lo que ocurría. Por lo tanto, la información que se planteó es absolutamente engañosa con que yo gerenciaba o tenía en alguno de mis apartamentos gente que se prostituía. Esto lo niego rotundamente. Es un único apartamento que yo tengo por acción familiar, en el cual vivieron hasta mis abuelos y en toda esta acción desencadenada efectivamente es una mala sorpresa que uno tiene.

¿Y de quién es la responsabilidad?

Yo me enteré el 30 de junio y el 30 de junio tomé rápidamente cartas en el asunto.

Sí, pero si usted dice que se enteró el 30 de junio y que tomó cartas en el asunto para solucionarlo, de alguna manera se deslinda de la responsabilidad de lo que sucedió antes. Le pregunto, entonces, de quién es la responsabilidad de lo que sucedió anteriormente a que usted supiera.
Yo no gerenciaba el apartamento, eso yo lo manifesté. No vi ninguna de las cámaras que manifiestan los señores vecinos. Los señores vecinos, angustiados por la situación, pasan esas imágenes a la Policía y pasan esas imágenes al informativo. Yo nunca las vi. Las reuniones que yo tuve fueron a finales del año pasado con otra situación que no era esta. Entonces, cuando yo tomo conciencia y tomo noticia por parte del departamento de custodia policial el 30 de junio, ahí tomo rápidamente acciones. Y es como sucedieron los hechos. Y es todo lo que tengo para decir.

¿Qué acciones va a tomar?
Hasta acá son los hechos importantes, y agradezco a ustedes el espacio para que yo pueda dar mi opinión de lo sucedido.


Sin obligación

Los profesores de derecho penal Gustavo Bordes y Gonzalo Aires explicaron a El Observador que los funcionarios públicos no están obligados a denunciar ninguna situación irregular o ilícita que no esté vinculada con su repartición. En este sentido, están sujetos, al igual que el resto de la ciudadanía, al artículo 177 del Código Penal que establece que los particulares no tienen obligación de denunciar delitos y no cometerán un ilícito penal por no hacer una denuncia. Más aun, en este caso se debería probar que hubo un delito por proxenetismo, dado que la prostitución es legal en Uruguay y está regulada.

Los abogados explicaron que la decisión de Economía de echar a Remersaro se debe entender como una decisión administrativa, si las autoridades de esa dependencia estatal comprendieron que el comportamiento de la jerarca no fue ético o moral.

Populares de la sección

Acerca del autor