Remote Year: trabajar cada mes en una ciudad distinta por un año

Comenzó en Montevideo la segunda etapa del programa que permite desempeñarse laboralmente de forma remota
Remote Year: trabajar cada mes en una ciudad distinta por un año

¿Un año trabajando lejos de tu país, viviendo en 12 ciudades alrededor del mundo? Parece algo imposible, pero Remote Year, un programa creado por Sam Pessin y Greg Caplan, comenzó a funcionar en junio de 2015 y vuelve real esto que para muchos parece un sueño.

Cada vez más compañías generan opciones de trabajo a distancia, porque consideran beneficioso enviar a algunos integrantes de su plantilla a otras partes del mundo, a nutrirse de otras culturas y señalan que se obtienen mejores resultados.

Remote Year tiene como pilares la colaboración en comunidad, vivir experiencias auténticas, trabajar independientemente de la locación y la disolución de fronteras.

El funcionamiento es simple. Un grupo de 75 personas viajan juntas mientras trabajan de forma remota para sus compañías. Algunos son freelance, mientras otros son independientes y dueños de su propio negocio.

Más de 25 mil personas aplicaron para la primera edición del programa, que comenzó el 1 de junio del año pasado, en Praga. Esta primera tanda vivirá en 12 ciudades diferentes en toda Europa, Asia y América del Sur durante un mes en cada una. Durante todo el año, tienen la oportunidad de progresar tanto personal como profesionalmente, mientras se desempeñan en su área de trabajo, que muchas veces comparten con otros participantes del programa de 15 países diferentes. Hay profesionales de distintas áreas: diseño, desarrollo de software, marketing e incluso blogueros.

Para ingresar al programa, es necesario llenar un formulario de aplicación. Para elegir a los participantes, los encargados de Remote Year buscan perfiles de personas que estén trabajando actualmente y que su estadía en otro país les aporte a su desempeño laboral. Si el aplicante queda seleccionado, deberá pagar US$ 3 mil para reservar su lugar y pagar US$ 2 mil por mes durante el año de viaje. El costo total es de US$ 27.000 e incluye pasajes, hospedaje, el espacio para trabajar (en Uruguay están trabajando desde Sinergia Cowork), y algunas actividades de turismo. Las comidas y extras no se incluyen.

Transmitir la experiencia

Después de desempeñarse como consultor durante tres años en Bain & Company y tener la oportunidad de trabajar remotamente y vivir en varios países, Sam Pessin (27) decidió transmitir su experiencia de trabajo a distancia a otros, y junto a su amigo Greg Caplan, con quien comparte la pasión de viajar, decidieron crear Remote Year. "Lo importante del programa es la conexión entre las personas, la oportunidad de conocer gente de varios países", explicó Pessin.

Otro aspecto destacado por el cofundador de Remote Year es el aporte de trabajar en otro entorno, utilizando recursos de las ciudades en las que están instalados.

Decidieron que Montevideo fuera la primera ciudad de la segunda edición, porque eligen lugares "seguros, sin dificultades por la visa y donde exista la posibilidad real de conectar con la población", explicó Sam Pessin. La próxima parada será Buenos Aires en marzo.

Cuatro trabajadores remotos sueltos en Montevideo

Rik Buddhdev, especialista en Marketing

Rik

Rik es oriundo de Ohio, EEUU, tiene 30 años y trabaja para la compañía Avanade, que provee soluciones digitales para empresas. Allí se desempeña como especialista en Marketing y Social Media. Además, tiene una página web llamada thisplaneworld.com, en donde publica artículos sobre su experiencia en Remote Year, que acaba de empezar con la primera parada en Montevideo. Para él, los beneficios de viajar por trabajo son embeberse de la forma de trabajar en ese país, además del contacto con la comunidad.

Ting Jung Lee, youtuber


Ting

J, como la conocen en el mundo de YouTube, tiene 23 años, es de San Francisco y antes de abrir su canal de YouTube en el que sube videos graciosos sobre viajes, era community manager de Mozilla Firefox. Siempre soñó con viajar por el mundo, para lo que ahorró dinero durante dos años. Con Remote Year está cumpliendo su sueño. Lo que espera del programa es conocer gente, trabajar y hacer muchos videos. Ya publicó uno sobre su llegada a Montevideo y otro sobre las comidas típicas de Uruguay.

Katherine Conaway, diseñadora gráfica


Katherine

Proveniente de Texas, tiene 29 años y trabaja –como freelance– de asesora en diseño gráfico de páginas web. Esto le permite hacer su trabajo de forma remota. En el verano de 2015 estaba trabajando desde Hong Kong cuando recibió un email con información sobre el programa y enseguida se entusiasmó. Es para ella una oportunidad única; nunca había viajado durante tanto tiempo. Lo que destacó del programa es la posibilidad de conocer personas de varios países y poder hablar de trabajo con ellos.

Andy Simon, encargado de Marketing

Andy

A Andy le encanta viajar, conocer el mundo y hacer amigos. Es oriundo de Los Ángeles y tiene 28 años. Por su trabajo como encargado de Marketing de Nanostone Water, una compañía especializada en la fabricación de piezas para el tratamiento del agua a nivel industrial, viajó por Europa y Asia pero nunca durante un año entero. Consideró que los uruguayos son amigables y destacó que el mismo programa ayuda a lograr conexión entre los aplicantes y formar un lindo grupo de viaje.






Populares de la sección

Acerca del autor