Renunció el director de comunicaciones de Donald Trump

Según el Washington Post, Mike Dubke presentó su dimisión el 18 de mayo pero aceptó quedarse algunos días más
El director de comunicaciones de la Casa Blanca, Mike Dubke, dimitió hoy de su cargo después de semanas de especulaciones sobre la posibilidad de cambios en la estrategia comunicativa del gobierno debido a la polémica investigación rusa, informaron medios locales.

Reconocido estratega republicano, Dubke presentó su renuncia el 18 de mayo, pero se ofreció a seguir dirigiendo las comunicaciones de la Casa Blanca hasta que el presidente de EEUU, Donald Trump, finalizara su primera gira en el extranjero, según recoge el diario The Washington Post.

Trump volvió el sábado a Washington en un punto de especial ebullición en la investigación abierta por el Congreso y el FBI para determinar si la inteligencia rusa influyó en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016 y si existió coordinación con la campaña de Trump.

A diferencia de otras figuras de la Casa Blanca, Dubke no está señalado en absoluto por la trama de la vinculación entre la campaña de Trump y el gobierno ruso. En un correo, Dubke aseguró que su salida de la administración se debe a problemas personales y que "seguirá siendo un gran honor el haber podido servir al presidente Trump y a esta administración".

El presidente Trump ha ventilado en reiteradas ocasiones su fastidio con sus encargados de comunicaciones. Según medios como la BBC, Trump cree que se podría haber reaccionado de otro modo a las acusaciones sobre sus vínculos con el Kremlin, que lo azotan desde mucho antes de llegar a la presidencia este año. Múltiples reportes de diferentes medios aseguran que el equipo de comunicaciones de Trump está "sin rumbo", en parte a los problemas en el propio funcionamiento interno de la Casa Blanca.

Una de las ideas de Trump que la prensa reporta desde hace semanas es la posibilidad de reducir el rol de su ya extremadamente visible vocero, Sean Spicer. Mientras que en un momento se habló de que sería despedido y reemplazado por Sarah Huckabee Sanders (hija del ultraconservador Mike Huckabee), ahora parecería que el presidente está más cerca de limitar las apariciones en cámara de Spicer.



Populares de la sección