Renzo Piano y el nuevo Whitney: un museo en conflicto consigo mismo.

Renzo Piano inauguró en mayo, en el Meatpacking District de Nueva York, un nuevo landmark de la ciudad y uno de los proyectos museísticos más ambiciosos de la última década.

Se trata del Whitney Museum of American Art: un edificio de 9 pisos, asimétrico, de acero y hormigón, entre el Hudson y el High Line.

Su característica formal, como de pila de volúmenes sin orden, responde a la inspiración del contexto entre depósitos, contenedores, lofts y vías de tren...desde todos los ángulos se ve distinto pero no todos lo entienden.

Luego de una pre apertura para la prensa, Justin Davidson, periodista de The New York Magazine escribió: "La cosa debió haber venido preembalada desde Ikea y acá lo armaron equivocada... y prodigiosamente" A Michael Kimmelman del The New York Times le pareció "una planta nuclear o un incinerador" aunque agrega: "El nuevo museo no es una obra maestra. Pero es una valiosa contribución al centro y al panorama cultural de la ciudad. A diferencia de tanta arquitectura de renombre, no es un edificio trofeo con forma extraña en el que las muestras artísticas deben luego incluirse a la fuerza". Lo valorable es poner al arte en primera línea de proyecto y no vanidades o egos extremos".
 
Del museo argumentan que es arquitectónicamente evocador del anterior edificio pero sin copiarlo, Tiene espacios majestuosos para exhibicion de arte, las galerías son como paisajes, no sólo ves la de adelante sino dos o tres más en segundo plano, y es divertido de recorrer.
 
Por fuera, además, genera varias terrazas superpuestas, conformando 1200 m2 adicionales de espacio exterior para muestras, con vistas increíbles hacia el río, el Highline y el entorno.
 
La nueva localización es producto de muchos años de negociaciones, en su sede previa, un edificio de Marcel Breuer en la Av Madison,  (que ahora albergará el Metropolitan Museum of Art) , cuya área fue duplicada con esta nueva sede, llegando a 58.000m2 de exhibición, gracias también a una inversión de 422 millones de dólares.
 
La entrada principal, por Gansevoort St. posee además una plaza, para la cual se trabajó en conjunto con  el paisajista Matthew Nielsen y el diseñador de jardines holandés, Piet Oudolf .
 
Una tienda y restaurant en el plano de acceso contribuyen a dar movimiento y comunicación con la calle mientras que el café en su piso superior lo comunica con el barrio y las vistas aéreas. Ambos operados por renombrado chef Danny Meyer del Union Square Hospitality Group
 
El edificio cuenta además con espacios de capacitación, bibliotecas, galería de artes escénicas.
 
En paralelo, el estudio holandés  Experimental Jetset reformularon toda la identidad gráfica del museo.
 
Gertrude Vanderbilt Whitney fundó su museo en 1930 en W 8th St. Desde entonces ésta es la 4a sede del museo, y las previas tampoco contaron con una bienvenida y elogios generales del público. 
 
Su creadora formó parte de ese grupo de mecenas del arte neoyorquino como Rockefeller, Havemeyer, o Lillie Bliss que institucionalizaron el arte moderno en la ciudad..
 
Algo no menor que caracteriza el proyecto de edificios públicos lo explica su autor: 
"En arquitectura - dice Piano- uno puede caer fácilmente en modas, pero este museo debe perdurar por largo tiempo, 50 o 100 años, tal vez muchos más" 
En definitiva luego de visitarlo muchos aseveran "con razón muchos museos en el país contratan a Piano para obras, reformas o ampliaciones: sabe lo que hace" y desde el Pompidou tiene un buen record de edificios rechazados inicialmente que luego se hicieron íconos de las ciudades que los albergan.
 
Si desea en el gift shop puede llevarse esta cartera, edición limitada de Max Mara:
 
Vean fotos y videos de esta increíble obra acá

Comentarios

Acerca del autor