Repetición en Primaria llega a 4,7% y alcanza mínimo histórico

Guarismos mejoran en escuelas de contexto crítico; se mantiene brecha educativa

El índice de repetición en Primaria logró en 2016 un nuevo mínimo histórico y se ubicó en 4,7% (en 2015 el porcentaje fue de 5%).

Es decir, en 2016 un total de 11.668 niños no pasaron de año de un total de 250,483 alumnos. Los datos se desprenden de un informe realizado por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) a partir de información surgida del Monitor Educativo, al que tuvo acceso El Observador.

El dato confirma la tendencia continua a la baja que desde 2011 viene registrando el índice de no promoción en la escuela pública. De hecho, desde 2011 a 2015, la cifra pasó de 6,1% a 5%. En tanto, en 2002 el índice se ubicó en 10,3%, lo que significó la repetición de 30.000 alumnos. El informe del CEIP destaca que desde entonces "la cifra disminuyó notoriamente, permitiendo abatir a un tercio el número de alumnos repetidores".

El consejero de Primaria, Héctor Florit, dijo a El Observador que el abatimiento de la repetición es producto de la aplicación de un paquete de medidas por parte del CEIP. Entre ellas, mencionó las estrategias de acompañamiento pedagógico a lo largo del año, como los programas Maestros comunitarios y Maestros más maestros.

También destacó la extensión de la educación inicial temprana desde los tres años, que según la literatura existente sobre el tema, está asociada a trayectorias educativas exitosas y en especial con la reducción de la repetición en primer año de escuela. El jerarca señaló que en 2016 la repetición en primer año cayó casi un punto porcentual, pasando de 12,9% a 12,1%. Otra estrategia que, para el consejero, contribuyó al abatimiento de la repetición es la ampliación del tiempo de aprendizaje, tanto mediante las escuelas de tiempo completo y tiempo extendido como con los jardines de jornada completa. Resaltó también la importancia de las escuelas Aprender, destinadas a niños de los contextos más vulnerables.

El informe del CEIP señala que las escuelas pertenecientes al quintil 1 (20% más vulnerable de la población) son las que registraron el índice de repetición más alto (7,6%). La cifra se reduce a poco más de un tercio en el quintil 5 (20% más pudiente de la población), donde el índice se ubica en 2,8%. Al respecto Florit, expresó que aunque el porcentaje de no promoción bajó tanto en el quintil 5 y en quintil 1, la brecha entre uno y otro se mantiene igual.

Por otro lado, el consejero valoró el impacto positivo de la evaluación infantil temprana, una nueva herramienta que permite identificar desde primer año a los niños en situación de riesgo para realizarles un seguimiento personalizado. Durante 2016 se atendieron 4.132 niños en esta situación. Además de usar esa herramienta, el CEIP comenzó a trabajar en estos últimos años con los perfiles de egreso de tercero y sexto de escuela, que definen claramente cuáles son los logros esperados para estas edades. Implementó, además, materiales nuevos de lectura y escritura y quiere innovar también en los de matemática. Por último, Florit subrayó el impacto de la permanente formación en servicio de los maestros. "La escuela pública está en proceso de una enorme transformación. La mejora no se va dando de forma mágica o administrativa, se va dando porque se acumulan acciones. Este conjunto de medidas da cuenta de una política que pone el eje en el aprendizaje y que intenta usar el recurso de la repetición como un recurso extremo cuando se agotaron los otros caminos", sostuvo.


Populares de la sección

Acerca del autor