Republicanos silenciaron a senadora demócrata, que siguió su discurso en las redes

Elizabeth Warren es vista como potencial candidata contra Donald Trump en 2020 y #LetLizSpeak fue el hashtag político de la semana
#LetLizSpeak es uno de los nuevos hashtags políticos de Estados Unidos. El tópico reclama el hecho de que en la semana los líderes republicanos no permitieron a la senadora demócrata Elizabeth Warren concretar su alocución en el debate sobre la nominación de Jeff Sessions al puesto de Fiscal General. Sessions fue aprobado ayer en horas de la noche en Washington.

Warren intentó leer una carta de Coretta Scott King, hija de Martin Luther King, escrita en 1986. En ella hablaba de la actividad del senador Jeff Sessions, ahora nominado a Fiscal General de la nación por el presidente Donald Trump. Sin embargo, el republicano Mitch McConnell decidió silenciarla. La carta, crítica con Sessions, estaba destinada a impedir su nominación como juez federal (un cargo mucho menor) basándose en la trayectoria de Sessions en cuestiones como los asuntos raciales. Los republicanos invocaron un antiguo artículo para proceder a silenciar a Warren.

Otros senadores republicanos como Orrin Hatch defendieron el haber impedido a Warren terminar de hablar con el argumento de que leer esa carta era "ofensivo".

En Estados Unidos, las cuestiones raciales toman otra relevancia en febrero, considerado "el mes de la historia negra" y celebrado por una amplia gama de instituciones de la sociedad.
Sin embargo Warren acudió con velocidad a las redes sociales para que su mensaje llegara a la gente: hizo un video en vivo que encendió a la red en críticas hacia los republicanos. Críticas que recrudecieron a la noche, en los populares shows de comedia de muchos presentadores. Incluso Hillary Clinton tomó parte en el asunto, vía Twitter, compartiendo el video en vivo de Warren:

Embed

"(La senadora) fue advertida, se le dio una explicación y sin embargo persistió", dijo el líder republicano Mitch McConnell.


La frase ya se convirtió en una de las nuevas consignas que se repiten en internet entre seguidores demócratas, votantes de Hillary Clinton y otros seguidores de Warren que en determinado momento de 2016 hasta la reclamaron como candidata. En su momento, el apoyo de Warren a Clinton fue clave.

Ahora Clinton usó el concepto "ella persistió" para hacer un llamamiento a todos sus seguidores. "Todos deberíamos hacer lo mismo", añadió en su tuit.

El caso se agravó más cuando varios senadores demócratas sí pudieron leer fragmentos de la carta de la hija de Luther King sobre Sessions, lo que disparó así una controversia extra que también dominó la narrativa en los medios locales: ¿prohibieron a Warren hablar por ser mujer?

"¿Existe alguna mujer que no se reconozca a sí misma al ser silenciada frente a una sala llena de hombres?" se preguntó Susan Chira en las páginas de opinión del New York Times.

"Mira, lo importante aquí es que millones de personas están ahora leyendo la carta. Es una carta llena de amor, de pasión y es una carta que nos advierte. Habla de un momento en la historia en el que los afroamericanos estaban siendo sacados a golpes de los lugares para votar y del rol de Jeff Sessions en eso. Y creo que es una lección importante para Estados Unidos hoy", dijo Warren en el programa The Daily Show.

La voz de la resistencia liberal

La controversia dio aún más visibilidad a la senadora de Massachusets, quien crece como figura opositora y símbolo para grupos como los feministas que quedaron sin referencia política clara luego de la salida de Clinton del ojo público.

¿Es Warren la rival que Trump podría tener en su carrera hacia las elecciones de 2020? Hay quienes dicen que sí, entre ellos el influyente conductor de shows de televisión Stephen Colbert, quien la presentó de ese modo antes de una ovación atronadora del público presente en el estudio de TV donde se filma su programa.

Lo que sí es seguro es que Warren ya es la voz dominante más fuerte del liberalismo frente a Donald Trump, señaló el periodista Michael Barbaro, del New York Times, en su audición The Daily; una nueva forma que tiene el tradicional diario de encontrarse con sus usuarios durante el día, en formato de pequeños programas descargables de 15 minutos.

El día en que se confirmó el decreto de Donald Trump para impedir ingresar en Estados Unidos a ciudadanos de Siria, Yemen, Sudán, Libia, Irak, Irán y Somalia, Warren fue al aeropuerto de Logan, en Boston, para unirse a las manifestaciones y liderarlas desde un megáfono en el que se lanzaban consignas contra la medida.

Warren es conocida como la senadora que más complica a los nominados, y su perfil opositor la presenta como la figura más resiliente en el marco de la administración Trump.

Su perfil opositor la coloca en otro tipo de nivel respecto de figuras como Bernie Sanders, Cory Booker (el primer senador demócrata en no aprobar la nominación de un colega del Senado, también en el caso de Sessions) o incluso Joe Biden.

"Para muchos, ella es un símbolo de este tiempo. Habla directamente a las personas en otras plataformas", explicó la periodista Jennifer Steinhauer, quien no descartó que muchas voces dentro del Partido Demócrata estén preocupados por la posibilidad de que Warren lleve al partido "demasiado hacia la izquierda".


Fuente: Con información de agencias

Populares de la sección