Residuos de glifosato en mieles siguen afectando

Apicultores reclaman un sistema de producción menos tóxico y por la no resolución de planteos expuestos en tres ministerios
Si bien hay indicios de una mejoría en la presencia de residuos de glifosato en las mieles, la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU) considera que "este problema no tendrá solución si el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) no modifica el modelo agroproductivo que ha estimulado, yendo hacia un sistema de producción menos tóxico para la biodiversidad vegetal y animal y de menor riesgo para la salud humana, sea por exposición directa o indirecta a través de la contaminación del agua potable y de los alimentos".

Ese concepto fue expuesto a El Observador por Ruben Riera, presidente de la SAU, quien precisó que "los controles de residuos de glifosato en miel a nivel nacional y en Europa están revelando valores inferiores a los de 2015/16, aunque la información es fragmentaria y no oficial".

De todas formas, "los niveles siguen siendo altos y dificultan la exportación hacia Europa", citó.

Informó que el MGAP creó el año pasado una comisión para investigar la vía de llegada del glifosato a la miel e identificar las zonas de alto riesgo, pero "lamentablemente, en el mismo período el MGAP en forma unilateral y sin dar ninguna explicación a las gremiales y a la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA) suspende las reuniones mensuales del Grupo Asesor en Fitosanitarios y Abejas que funciona en el ámbito de la Dirección General de Servicios Agrícolas, porque nuestra gremial opinó desfavorablemente en relación a la habilitación de nuevos productos comerciales a base de sulfoxaflor".

Apicultores reclaman respuestas a los ministerios de Agricultura, Industria y Economía.

La SAU, destacó, expuso en reiteradas veces su preocupación por "la insuficiente trascendencia que el Poder Ejecutivo le ha dado a la apicultura. Nuestras demandas las hemos manifestado ante los ministerios de Ganadería, de Industria y de Economía, siempre recogemos compromisos para resolver los problemas, pero pasan años y no tenemos respuesta".

A modo de ejemplo, comentó que "hace tres años que el MGAP no cumple lo que dicta la Ley 17.115, nombrar la nueva CHDA y a raíz de esa irregularidad la SAU abandonó la CHDA en julio de 2016"; que el MGAP "disolvió de hecho al Grupo Asesor en Fitosanitarios y Abejas"; y que "desde hace años circula el expediente por el cual se solicita disminuir el Imesi en la compra de vehículos utilitarios para la apicultura: en noviembre de 2015 el subsecretario del ministerio de Economía se comprometió a darle curso favorable, pero no hay novedades".

Un año mejor

Se puede afirmar que en la zafra 2016/17 la cosecha de primavera-verano ha sido favorable, aunque hay regiones de alta productividad donde los promedios descendieron significativamente, como en Soriano. En el norte, la cosecha otoñal en forestaciones de eucaliptus viene siendo muy buena, lo que permitirá a los apicultores resarcirse de las pérdidas sufridas en la zafra anterior.

La zafra 2015/16 fue adversa. "Estimando el consumo interno y la miel que salió hacia Brasil por vía informal estaríamos en 18,5 kilos por colmena, o sea 3,5 kilos menos que el promedio nacional en los 10 años previos", dijo Riera. Además, quienes comercializaron por la vía formal recibieron mucho menos que US$ 2 por kilo, por lo cual "un porcentaje muy alto trabajaron a pérdida".

El precio de la miel sigue mejorando, llegó a US$ 2,20 por kilo, pero todavía es insuficiente.

El precio que los productores reciben por la miel está mejorando, llegó a US$ 2,20 por kilo, pero "sigue siendo insuficiente para que quienes se dedican solo a este rubro logren una ganancia adecuada", comentó.

En lo sanitario las colonias parecen saludables en todo el país, "aunque impresiona que cada año es más difícil controlar las poblaciones de varroa", concluyó.

Cuántos son

El Registro Nacional de Propietarios de Colmenas en 2016 detectó la actividad de 3.071 apicultores y 587.512 colmenas. Es el mayor registro de colmenas para una zafra, "pero la cifra fría esconde el importante esfuerzo económico que demanda mantener este número, la mortandad anual es muy elevada en relación a 10 años atrás", indicó Ruben Riera.

Acerca del autor