Restricción fiscal acota recursos para nueva operativa del Fondes

Economía tiene previsto liberar partida aunque no está definido ni el monto ni el plazo

La coyuntura de ajuste de cinturón y restricción fiscal que está enfrentando el Poder Ejecutivo llevará a que los recursos que se habían comprometidos para la nueva operativa institucional del Fondes sufran algún recorte, revelaron fuentes oficiales a El Observador. El Ministerio de Economía (MEF) tiene previsto cumplir con la asignación de dinero para el funcionamiento de ese fondo que financia proyectos autogestionados, cooperativas y pymes, aunque aún no hay una definición al respecto sobre los montos y plazos, por lo que esa habilitación puede demorarse.

Fuentes oficiales señalaron que el escenario de "restricción fiscal" lleva a que se revea el alcance de los fondos que serán vertidos al Fondes, que por disposición legal pueden ser entre el 15% y el 30% de las utilidades anuales del BROU.

El hasta ahora presidente del BROU, Julio César Porteiro, precisó ayer que están aguardando que el MEF les ordene la distribución de dividendos al Fondes y Rentas Generales para determinar luego si es viable, de acuerdo a los mínimos patrimoniales exigidos, y luego negociar con Economía su pago en cuotas. En el acto del 1° de mayo, el PIT-CNT reclamó al Ejecutivo que cumpla con las disposiciones legales de ese instrumento, que viabilizan la idea que promovió el expresidente José Mujica para financiar proyectos autogestionados.

El rezago en el traspaso de utilidades del Banco República (BROU) ha sido motivo de preocupación por parte de las autoridades del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), que gestiona el 50% de los recursos que recibe el Fondes. Ese organismo elevó el año pasado una carta el Ministerio de Trabajo exigiendo el traspaso de unos US$ 36 millones para el fondo, equivalentes al 30% de las utilidades del banco estatal en el ejercicio 2013. Ese ministerio elevó luego el planteo al MEF y al BROU, que son los encargados de cumplir con esa asignación. El propio ministro de Trabajo, Ernesto Murro, había informado públicamente hace un año que estaba definido el traspaso de una partida de US$ 36 millones para la nueva estructura del Fondes, algo que en los hechos aún no se materializó.

Cautela en el BROU


"La carta orgánica establece límites mínimos para el patrimonio del banco y el BROU solo puede distribuir utilidades en la medida en que ese límite de patrimonio mínimo no se vea afectado", explicó Porteiro ayer a la prensa ante una consulta de El Observador. El jerarca explicó que "bajo ninguna circunstancia" puede distribuir utilidades que lleven a una relación que sea inferior a 1,3 veces el patrimonio mínimo que exige el BROU. "Las utilidades son uno de los componentes del capital. Cuando uno distribuye utilidades, baja el patrimonio. Ese es un elemento a tener en cuenta", comentó el jerarca.

Asimismo, Porteiro añadió que otra variable a tener en cuenta es que la norma establece que el BROU debe hacer entrega de las utilidades que genera "a dos posibles destinatarios". Uno es Rentas Generales, que puede solicitar hasta el 50% de la utilidad, mientras que al Fondes por ley debe otorgar un mínimo del 15% y un máximo del 30%, ya que el BROU debe quedarse con el restante 20% para sus propias inversiones.

"Dadas las circunstancias, que es la primera vez que está operativa la nueva ley (del Fondes), como Directorio del banco hicimos consultas a nuestra asesoría jurídica y la respuesta es que nosotros lo que tenemos que hacer es elevar la consulta al Poder Ejecutivo. Estamos esperando indicaciones", precisó el ejecutivo.

Dijo que una vez que lleguen esas directrices del gobierno el área jurídica del BROU va cotejar si esos montos exigidos "traspasan o no los mínimos patrimoniales que se establecen. Creo que no porque esos límites son conocidos por aquellos que nos lo van a pedir. En la medida que no traspase los mínimos legales, vamos a cumplir", aseguró Porteiro. El presidente del BROU comentó que esa fue la operativa que recorrió el banco el año pasado. "Acordé con el Ministerio de Economía y Finanzas el año pasado pagarlo en cuotas, para ir graduando los golpes que la distribución de utilidades dejan caer sobre el patrimonio del banco. Cuando se dé la discusión nos queda esa instancia de negociar con el Poder Ejecutivo hasta donde sea posible, el pago en cuotas de las utilidades que estamos obligados a distribuir", apuntó.

La ley 19.337 del 2015, dio una nueva "institucionalidad" al Fondes, uno de los niños mimados del expresidente José Mujica. Esa ley es la responsable de haber dividido al fondo en dos particiones: una administrada por el Inacoop y otra por la Agencia Nacional de Desarrollo Económico (ANDE).
"Estamos urgidos para que se apruebe el decreto reglamentario. Estamos reclamándole al Poder Ejecutivo, así como la volcada de fondos que por ley el BROU nos tiene que dar", había declarado a El Observador el presidente del Inacoop, Gustavo Bernini. Desde marzo del año pasado el Fondes Inacoop otorgó solo un préstamo, a la textil de Juan Lacaze Puerto Sauce.

En el decreto anterior a esta ley –de marzo de 2015– se estipuló que el Fondes Inacoop se "quedaba" con los créditos ya otorgados, mientras que se le traspasaba a la ANDE los activos líquidos, alrededor de US$ 70 millones. La norma marcó cómo se dividirían los dineros: al Fondes Inacoop le corresponde el 50% de las contribuciones, y el otro 50% tiene como destino el Fondes ANDE, cuyo foco está en las micro, pequeñas y medianas empresas. El 1° de mayo el PIT-CNT le reclamó al gobierno y a las autoridades del BROU que "cumplan" con la "maravillosa idea de Mujica" de destinar dinero del banco para el Fondes. "Tenemos que seguir apoyando a las empresas autogestionadas" apuntó el dirigente Julio Burgueño en su discurso del Día de los Trabajadores.

US$ 63,8 Millones. Fue lo que prestó el Fondes bajo la vieja estructura. Se estima que el 70% de esos recursos presentan algún grado de incumplimiento.

3,6% Déficit fiscal. Fue el rojo de las cuentas públicas en los 12 meses finalizados en marzo.

Porteiro prevé su salida para el 20 de mayo

El presidente del Banco República (BROU), Julio César Porteiro, se mantendrá en su cargo hasta completar un cronograma de desvinculación acordado en febrero con el ministro de Economía Danilo Astori, que tiene el 20 de mayo como fecha tentativa, aseguró ayer en una conferencia de prensa.
Sostuvo que desde su asunción, en abril de 2014, manejó públicamente que su permanencia en el cargo sería "transitoria". De hecho, acordó que ocuparía la presidencia del banco estatal hasta el primer año del gobierno de Tabaré Vázquez. "Llegamos al mes de febrero de 2016 y le volví a decir al ministro, 'bueno, estamos acercándonos al año en que habíamos pensado'. Me preguntó si creía que las cosas estaban razonablemente encaminadas y yo le dije que sí. Me preguntó si lo había analizado suficientemente y también le dije que sí.

Y me dijo, 'bueno si esas son las condiciones yo no voy a presionar; tendremos que encarar el proceso de desvinculación'", sostuvo Porteiro. Explicó que a partir de ese momento elaboró un cronograma de transición –haciendo uso de herramientas de programación y planificación, dijo, que forman parte de los cursos de gestión de proyectos de inversión a nivel universitario de los que fue responsable– que culmina el próximo 20 de mayo. Ese cronograma detalla semana a semana las actividades y procesos que tienen que cumplir tanto el BROU como el Ministerio de Economía y otros actores involucrados, para culminar "sin traumas" en la ceremonia de cambio de mando. De todas maneras, aclaró que esa fecha depende de factores imponderables como los tiempos parlamentarios para que se apruebe la venia del nuevo presidente. Sostuvo que incluso, si se atrasa ese proceso, está dispuesto a mantenerse en el cargo más allá de la fecha prevista. "Nadie me corre", dijo. Por otro lado, negó que existiera un mal relacionamiento con las directoras representantes del MPP, Silvia Naveiro y Adriana Rodríguez, como señalaron fuentes políticas a El País. "La decisión estaba tan programada que no se puede hablar de que un hecho la haya precipitado", afirmó.

El jerarca dijo que su desvinculación se debe a cuestiones estrictamente personales y que tiene que ver con el regreso a la vida académica y, en particular, a culminar un libro de texto universitario sobre proyectos de inversión. "A los 76 años, mi vida útil remanente es bastante acotada", apuntó.

Populares de la sección