Revisitando un símbolo del feminismo

Adriana Do Reis retoma en el Auditorio del Sodre su monólogo Frida, luego de años fuera del país
Adriana Do Reis dice que para disfrutar y entretenerse con Frida, su "obra de valija", no es necesario conocer la vida de la artista mexicana. Pero Frida Kahlo ocupa un espacio tan determinante en la construcción del feminismo desde siglo XX a esta parte y también de muchos de los valores que trascienden a este movimiento, que es mejor concurrir a cualquiera de las funciones que la obra presentará a partir de hoy y hasta el domingo teniendo, por lo menos, una idea vaga de lo que el nombre de Frida significa. El que se haya convertido en un símbolo de independencia y resiliencia de la mujer en un México cuyos valores machistas eran incluso más férreos que los de la sociedad contemporánea así lo amerita.

Frida nació como espectáculo en 2005, al mismo tiempo en que los Fondos Concursables comenzaban a desarrollarse desde el Ministerio de Educación y Cultura. La obra, escrita por Humberto Robles, ganó los fondos en dos ocasiones, lo que permitió que se expandiera por el país y llegara a rincones muchas veces alejados de la escena teatral local. Para 2010, este monólogo de Adriana Do Reis tenía más de 100 funciones en el país y en el exterior. Pero en 2011, Do Reis emigró del país, guardó a Frida en su valija y no la representó más. Hasta ahora.

"Todo viajó conmigo envuelto como salió de acá. Cuando volví a Uruguay, empecé a sacar las cosas y todo estaba igual; nada se había puesto mal, todo estaba intacto. Entonces nos juntamos con Gerardo (Bugarin, director de la obra) para ver que hacíamos con ella. Era muy injusto dejarla en la valija, porque todo estaba allí, por lo que empezamos a levantarla de nuevo", explicó Do Reis.

La reposición de un monólogo tan importante para la vida y la carrera de la actriz requería, por lo menos, visitar una sala en la que no se hubiese representado. Así fue como se gestionó la posibilidad de llevarla al Auditorio Nacional del Sodre, donde finalmente hoy se volverá a contar la historia de la mexicana.

Crearse a uno mismo

Para Do Reis, una de las claves de la figura de Frida está en su capacidad para "aggiornar" las penurias de su vida –que fueron varias– en algo más llevadero, en saber cómo administrar esos problemas para que no se convirtieran en ostáculos para su faceta de mujer y de artista.

"Hacerse hacedor de uno mismo es una de las tareas más complejas que tenemos como seres humanos; el ser uno mismo y ser hacedor. Por naturaleza, yo tengo determinadas cosas que me deparó el destino: me dio mi origen, pero a su vez yo tengo la facultad de hacer de mí determinada persona. Frida lo hizo: se creó a ella misma".

El monólogo aborda varios aspectos de la vida de Frida: sus ambiciones artísticas, sus correspondencias y textos con figuras de la época y su tormentosa relación con el pintor Diego Rivera, con quien estuvo casada por diez años. "Ella a Diego Rivera lo eligió. Nadie la obligó. Ella lo dice en un momento de la obra: el segundo accidente que tuve en mi vida se llama Diego", explicó Do Reis. Pero como aseguró la actriz, Diego Rivera fue su segundo accidente y fue una elección, ya que el primero sucedió en 1925, cuando un ómnibus en el que viajaba quedó aplastado al chocar contra un tranvía. De allí, Frida saldría con heridas físicas irrecuperables, que marcarían su característica cojera para toda la vida.

Do Reis conoce a su personaje desde hace tiempo, pero remarcó que en esta nueva representación se encontró con una nueva Frida, que cambió al mismo tiempo que ella desde la última vez que la interpretó en un escenario. "Lo maravilloso de esto es que es una Frida diferente. Por suerte ninguno de nosotros somos los mismos, por lo que era imposible que Frida fuera la misma. Además, yo viví en México y eso me permitió tener una cotidianidad con ella muy diferente".

Tras sus años fuera, Do Reis agradece poder retomar las tablas con esta obra que marcó un antes y un después en su carrera. Además, destacó los cuidados de su director y la colaboración de todos los integrantes del equipo de Frida, ya que aclara que su representación en vivo siempre es la punta de un iceberg más grande. "Uno no está solo en el escenario. En mi trabajo está el respeto y hacer que se vea el trabajo de todo el equipo. Es una defensa de todo".

Luego de las tres funciones de Frida, Do Reis se embarcará en el proyecto El tiempo que nos queda, que se estrenará en abril en la Zabala Muniz y que originalmente iba a ser la obra con la que retornaría a las tablas uruguayas.

Las claves

Funciones. Frida se presenta este viernes 14 y sábado 15 a las 21 y el domingo 16 a las 19.

Lugar. Sala Hugo Balzo, del Auditorio Nacional del Sodres

Precios. Las entradas están agotadas para la función del viernes, pero para las demás se pueden conseguir en boleterías del Auditorio y en Tickantel a $300.

Populares de la sección

Acerca del autor