Riesgo artístico de culto

¿Qué tipo de artista se va a ver cuando se va a un concierto de Iggy Pop?
Existen muchas maneras de contar la historia de una leyenda viva de la música como Iggy Pop: su trabajo, sus éxitos, su vida personal. En este caso, además ser una pieza angular del punk rock y en última instancia del género en su acepción más amplia, la "Iguana" construyó una figura emblemática en torno a sus presentaciones en vivo, las que lo convirtieron en el corazón pulsante del rock desde el año 1969 y precisamente el formato en el que se lo verá en acción el próximo miércoles.

Desde los comienzos de su carrera, en cada uno de sus shows los espectadores podían estar seguros de que Iggy (James Newell Osterberg es su nombre original) aparecería con el torso desnudo –una marca de la casa–, que descargaría su batería de canciones con una furia característica expresada más con el cuerpo que con otra cosa y que tendría reservada alguna que otra sorpresa.

Desde su primera banda, The Iguanas –que terminó naturalizando su clásico apodo– ya se comenzaban a vislumbrar destellos de esas furibundas presentaciones que encontrarían su punto de ebullición en la conformación de The Stooges. Iggy comenzó a acumular éxitos, masa muscular y extravagancias, algo que profundizaría en su etapa como solista.

Al filo

Varios shows de Iggy Pop terminaron manchados de sangre, pero no por situaciones trágicas acontecidas entre el público, sino por sus continuas automutilaciones. Iggy cortaba sus brazos con trozos de botellas, se marcaba e incluso buscaba que el público reaccionara de mala manera y apareciera algún desequilibrado que lo ayudara a terminar el trabajo.

Otra de sus presentaciones más recordadas sucedió el 13 de junio de 1970, en la ciudad de Cincinatti. Allí, Iggy Pop quedó inmortalizado en una de las imágenes más icónicas de su carrera, frente a una multitud enardecida que lo observaba mientras se untaba mantequilla que alguien insólitamente le alcanzó desde el público. "Si no asusto, no soy Pop", dijo alguna vez.

Iggy Pop - The Passenger

Su colección de locuras es mucho más amplia e incluye apariciones desnudo, un espectador inconsciente tras un golpe con una sandía que el mismo arrojó a la multitud y rumores constantes de un suicidio on stage, además de aquellos shows donde casi no podía mantenerse en pie (lo hizo de todos modos) por los efectos de las drogas.

La leyenda musical

Fun house en 1970. Raw power en 1973. Lust for life en 1977. Blah blah blah en 1986. Avenue B en 1999. Apenas cinco discos que definen una carrera que ha sabido tomar diferentes rumbos estéticos y musicales y que sustentan en última instancia el peso de su figura rockera.

La presencia de David Bowie, gravitante en determinado momento de su carrera para la supervivencia de Iggy Pop (artística y a nivel general, según aseguró el artista) fue un catalizador tanto en los comienzos de su carrera como en los momentos críticos. Bowie e Iggy sintonizaban en un espacio muy particular: el de la concepción de la experiencia del contacto con el rock desde lo performático, desde las mutaciones genéricas y desde el poder que se ejerce sobre el escenario.

Gardenia - Iggy Pop Post Pop Depression

"Estoy un poco dañado en más o menos 15 cosas diferentes, pero ha estado bien que ninguno de los daños ha sido un problema mayor. Soy un más que moderadamente sano señor de 65 años que se ha salido con la suya en varias cosas", dijo hace apenas cuatro años al New York Times. Este año, Pop grabó con Josh Homme, de Queens of the Stone Age, el disco Post Pop Depression, otro muy elogiado trabajo de estudio. Sí, esta iguana se ha salido con la suya y Montevideo también, ya que recibe a un artista vigente y con la saludable e infrecuente sensación de que, con él sobre el escenario, aún puede pasar cualquier cosa.

Populares de la sección