Riki Musso: normalmente anormal

Ya es una de las novedades del año: el ex Cuarteto de Nos vuelve a hacer canciones que pueden hacer reír hasta la tristeza y saltar de lo cotidiano al delirio con una bizarra combinación de estilos

"Para mí, el humor es un estado natural del ser y que no es buscado a la hora de componer. Simplemente aparece involuntariamente y en mi caso no se reprime". "Yo no me doy cuenta: siempre hablo con humor aunque no quiera". Las frases, pronunciadas por Ricardo Musso Focaccio durante viejas entrevistas, definen quizá el desdoble más inmediatamente reconocible de ese guitarrista y productor a quien todos conocen como Riki Musso. Entendámonos: la primera reacción ante canciones suyas como Ya te vas a mejorar o Doble identidad puede ser la risa pero en todo caso el efecto es más complejo que esa reacción.

Desde sus años en el Cuarteto de Nos, una de las cualidades más notorias de Riki fue esa forma extraña de observar la normalidad, temas que por ejemplo definen también al mucho más experimental y complejo disco Servo, editado con Perro Andaluz años atrás. Así justificaba Riki el título de ese disco: "Si usted tiene un nivel n y algún suceso de su vida lo llevara a n+2, SERVO, compensaría en -2 esa anomalía, provocando dificultades en su vida como para vuelva al n asignado. Si decide usted una escapatoria por lo bajo, dejarse estar hasta lo más profundo y sumergirse en la nada, SERVO lo levanta pues SERVO lo necesita a usted vivo y en su nivel asignado".

Durante estos días mi colega de redacción Gabriel Ciccariello me hizo notar la conexión entre ese tipo de mirada y el primer Woody Allen; luego descubrí que el compositor reconoció alguna vez que está entre los 20 autores que leyó en toda su vida y a quien dice recordar desde la infancia. Lo cierto es que la forma de ver el mundo de Riki siempre tuvo ese costado que despierta cierta risa nerviosa: él, su impronta de freak retraído, de nerd con humor retorcido, que mira sin que nadie repare demasiado en él, de alguna forma conecta con sus miradas sobre lo cotidiano y lo rutinario, todas ellas cargadas de una sensibilidad (o una mirada) por lo menos particular.

Eso, sumado a ese sonido de guitarra que daba otro tipo de contundencia a las canciones del Cuarteto de Nos de la época Raro (2006) hacia atrás y el mismo grado de retorcimiento y desprejuicio para tratar ciertos estilos define a Formidable, el que seguramente sea el disco más accesible (menos para "anormales", seguramente diría) de este productor, conductor de radio y experto en otros aspectos de la técnica musical y electrónica. Cada parte del disco fue grabada por él con apenas la ayuda de Leo Baroncini, ex baterista de Los Tontos y otros proyectos. 

Musso, al que sin duda demasiadas vueltas le queda bien la etiqueta de "experimental" (lo demostró en aquél Servo y en sus múltiples proyectos durante y post Cuarteto de Nos), despliega en las once canciones del nuevo disco una variedad de estilos que sorprenden por lo bizarro y por cómo se prenden al oído en segundos: en Antorcha humana puede pasar un folclore (con guiño a El humahuaqueño incluido en el estribillo) por un ritmo electrónico que parece sacado de videojuego para narrar un caso de una señora (María Mireya) que sufre una combustión espontánea. "La irrisoria estadística punto 1 en 1 millón/es un montón si justo te toca a vos", sentencia sobre ella en el tema. No es la primera vez que Riki toma elementos del folclore para llevarlos a su estilo. 

Lo llamativo de la cruza se da porque Musso siempre encuentra la vuelta a los géneros menos pensados. De hecho seguramente tenga en su haber más salsas, cumbias o milongas que rocks entre sus composiciones. En Formidable, de hecho, también tiene lugar la samba Se acabó lo que se daba, quizá la canción con más carga de lo que se suele llamar "comentario social": "Hoy vivir a reglamento es lo máximo a aspirar/y bucear en la basura ya es un trabajo formal/se acabó lo que se daba", dice la canción que parece una tomada de pelo uruguaya a Canta canta minha gente de Martinho Da Vila. Además, la canción deja varias estrofas al final para que quien escucha intente su propia letra, con estribillos de cortesía del autor.

No le cuesta nada a Musso observar situaciones que desnudan su ridículo con apenas mencionarlas. Es el caso de La casa del Sudaca, en la cual se habla de una comida con candombe, batucada, truco, billar, picadito y "pasarela para desfilar" que se programa haciendo una vaca "pal helado, el snack y el pan". "Todos harán paro de manos y correrán hasta desmayar" canta Riki en un momento de la canción. 

Al saltar el costado más cercano al pop rock parecen aflorar los personajes más condenados a la cotidianeidad: el primer personaje que aparece en el disco parece uno de aquellos de Raro, de esos que viven en una eterna contradicción ("Yo no pierdo/yo no quiero ganar/si me ganan/se hace mi voluntad"). De alguna manera es inevitable: el universo de personajes del Cuarteto está creado por los hermanos Musso. Solo que a los personajes de Riki les suelen tocar vidas un poco más complicadas y oscuras.cuando no explotan o mueren, los personajes de Riki están predestinados al fracaso. O, en el mejor de los casos, a la rutina. Sánchez, el overlockistaes una oda a un "gurú del operario", una especie de construcción gloriosa de un superhéroe cuya única destreza es manejar el overlock mientras suena un mantra de fondo: "vayan por la guía, sigan como ven, ir para bordar, volver a coser". De alguna manera, los operarios como Sánchez son presa de una rutina como la de aquellos ancianos de la canción Autos nuevos, su última contribución al Cuarteto, que también versionó más a su modo en Servo. Aquellos ancianos sólo saldrían de su rutina en "autos nuevos y colchones blancos" y estos, vaya uno a saber. Ya que añadimos otra cita a Raro, habría que decir también que el arte de tapa es al menos un guiño al de ese famos disco, el último de riki con su banda de toda la vida.

Como la mayoría de las reseñas, el texto no es lineal y salta de canción en canción según las afinidades que quien escribe encuentre. Sin embargo, en este disco es muy fácil quedarse colgado del tema que aparezca primero y que esto dificulte el proceso. Pero es inevitable y pasa en canciones como La flor de la sandía (frutas en el aire), quizá la  más pop rock del disco. A propósito de ella, se centra en la contemplación del efecto un potente perfume a sandía que una chica del trabajo usa para conquistar ("oxígeno en almíbar" observa Riki antes de denunciar su mareo y confusión tras percibir el potente aroma). Tras ella viene la igualmente Chiche bombón y Seis días de asueto, la peripecia de una persona que acomoda, mendiga y pelea días de sueldo "para ir al banco" con arrebatos del rock más distorsionado que pueden encontrarse en el disco. Es una especie de propuesta de "rock burócrata", por decirlo de algún modo. En línea similar está Nuestro aporte, una especie de defensa generacional a broma ("los hippies nos persiguen nos quieren matar/los indies nos persiguen, nos quieren matar") con dejo a Talking Heads (el crédito por la referencia es de Fernán Cisnero).

Pensar en que algún día Riki Musso pueda volver al Cuarteto es hoy una utopía y mucho peor, una negación de la realidad sin ningún tipo de beneficio artístico: evidentemente esta es una música que Musso no puede dejar de hacer;este estilo suyo puede desarrollarlo por su lado y funciona sin necesidad alguna de otra estructura. El Cuarteto de Nos es una cosa ya muy lejos -en forma, en número, en todo- de aquel grupo que integraba. Desde esa perspectiva, que todo siga así es una suerte. Que este estilo siga siendo trabajado por él y que su guitarra siga sonando así es una buena noticia porque parece tener mucho más para mirar, contar, mezclar y sacar otra de esas carcajadas nerviosas en la gente que se acerca a escucharlo. Formidable es una colección de canciones de ese tipo que probablemente podrían ser hits todas. Las que no radiales, de culto, pero hits en definitiva.

 

El disco Formidable se consigue gratis en la página oficial de Riki Musso (donde también recibe donaciones vía PayPal), pero también puede escucharse entero en Youtube.


Comentarios

Acerca del autor