Riogas: decreto del gobierno "atenta contra la seguridad del consumidor"

Según la empresa, la medida no resuelve el conflicto

En medio de un conflicto entre la empresa Riogas y los trabajadores, el gobierno elaboró un decreto que autoriza a que las empresas puedan envasar garrafas que no sean propias y así poder cumplir con la demanda.

Sin embargo, la empresa Riogas asegura que esta medida, "atenta contra la seguridad del consumidor".

Por un decreto de 2007, los envases están identificados por color y las empresas solo están autorizadas a envasar y distribuir los envases propios. Pero, debido al conflicto, la empresa que envasa cerca del 43% de las garrafas que se distribuyen en el país, no está realizando esa actividad.

Es por eso que el Ministerio de Industria busca dejar esa norma sin efecto y evitar el desabastecimiento constante, habilitando a todas las empresas a envasar garrafas azules. Decreto que Riogas rechaza.

Según la empresa, "lejos de lograr destrabar la situación, (el decreto) compromete aún más la responsabilidad estatal por su actuar contradictorio y junto con ello, pone en riesgo la seguridad de la población", dice el comunicado. Esto se debe a que si ocurre un siniestro, los ciudadanos no tendrían cómo saber quién es el responsable del envase.

Riogas critica además las resoluciones del gobierno, que se "ha limitado a dictar medidas transitorias de apertura del clearing de envases", y que a entender de la empresa "no solo no logran mejorar la situación de desabastecimiento, sino que además lesionan gravemente la seguridad del consumidor".

Se agrega por otra parte que al abrir el clearing -lo que implica que cualquier empresa puede llenar y distribuir garrafas independientemente del color-, se está "cortando la trazabilidad de seguridad, en perjuicio de la empresa y de los consumidores".

Debido al conflicto, la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) resolvió el 20 de setiembre abrir el clearing de garrafas. En principio, la medida se extendería hasta el 30 de ese mes, pero ante la continuidad del conflicto se fueron dando prórrogas sucesivas. La útlima de ellas fue el pasado 7 de octubre e irá hasta el 25 de ese mes.

En la resolución inicial, la Ursea aseguraba que las empresas debían realizar "una identificación del envasador y distribuidor en el envase que no sustituya el pintado, así como registrar por el envasador cada uno de los recipientes involucrados".

Riogas afirma sin embargo que el 22 de setiembre se detectaron y denunciaron garrafas azules envasadas por otra empresa pero que "no habían sido declarados a la URSEA y que por tanto, habían escapado a su control".

"De esta forma- dice la empresa en el comunicado- se dicta una medida en detrimento de la seguridad de la población y sin otorgarle las garantías adecuadas, ya que los controles que prevén dichas "medidas transitorias", son a todas luces ineficaces y han fallado rotundamente".

Riogas afirma por otra parte que el decreto que el gobierno espera aprobar este viernes, atenta contra la inversión que la empresa realizó amparada en la normativa vigente.


Populares de la sección